Cambios al domiciliar recibos: más fácil de lo que parece

26 abril 2018

9

domiciliar recibos

Abrir una cuenta en un nuevo banco supone, también, pasar a domiciliar los recibos a la nueva cuenta. El traspaso del cobro de las facturas de la luz, del móvil, el agua o el gas no tiene por qué ser un quebradero de cabeza ni una pérdida de tiempo. Hay alternativas para hacerlo de una manera rápida y eficiente.

El pago de la mayoría de los servicios que usamos en el día a día se realiza a través de la domiciliación de sus recibos, es decir, con un cargo automático en nuestra cuenta. Por eso, es probable que en más de una ocasión te hayas planteado cambiar de banco pero no hayas dado el paso final para evitar hacer múltiples llamadas hasta conseguir modificar la cuenta de cargo de todos y cada uno de ellos.  

"Lo ideal es que busques una entidad que te ofrezca un cambio de domiciliación lo más sencillo y transparente posible”

Y aunque estamos más familiarizados con el concepto de portabilidad telefónica, lo cierto es que éste también es válido a la hora de cambiar de banco y está regulado para evitar que sea un trámite engorroso para los clientes. La normativa aprobada a finales de noviembre de 2017 que hace referencia, entre otros aspectos, al traslado de cuentas de pago para dar cumplimiento a una directiva europea de 2014 , obliga a las entidades financieras a intercambiar toda la información necesaria, entre sí y con el cliente, para facilitar el cambio de las domiciliaciones o las transferencias periódicas de manera ágil y eficaz.

Al domiciliar un recibo lo que hacemos es autorizar al banco para que proceda al cobro de un servicio contratado y evitar así que queden facturas impagadas por olvidos involuntarios. Aunque existen empresas que al cambiar de entidad financiera exigen que sea el titular del recibo quien solicite el traslado a otra cuenta, es habitual, sobre todo en el caso de los servicios básicos, que ese proceso lo puedan realizar directamente algunos bancos de manera gratuita, pese a la carga operativa y al coste que les supone (de 2 a 3 euros por recibo).

Haz una foto con el móvil y nosotros nos encargamos del resto

En Pibank hemos querido simplificar al máximo este proceso para que el cambio de tus domiciliaciones esté listo en apenas unos pasos y sin costo adicional. Solo tienes que subir una foto de los recibos que quieras trasladar a través de nuestra app y nos ponemos a ello.

Además, siempre estarás al tanto del estado de cualquier recibo para que no tengas problemas. La app de Pibank te muestra en todo momento la situación, desde la subida de la foto hasta el resultado de la gestión, con el objetivo de que el proceso sea lo más transparente y sencillo posible.

¡Ah! Y queremos aprovechar para darte un consejo: como Pibank te permite consultar todos tus recibos de un vistazo, siempre que quieras puedes ponerte al día de todo lo que pagas. ¿Recuerdas esa suscripción online que sigues abonando pero ya no usas o el recibo del gimnasio al que no vas desde hace meses? Exacto. Aprovecha que puedes ver todos los cargos y paga únicamente por lo que uses.