¿Tengo que domiciliar mi nómina o pensión? ¿O puedo hacer transferencias recurrentes?

La Cuenta Nómina Pibank es una cuenta nómina, por lo que tienes que domiciliar tu nómina o tu pensión. Tienes 3 meses para realizar la gestión con tranquilidad. ¡Mejor más fácil! Si después de este plazo no has tramitado la domiciliación, perderás algunas de sus ventajas: la cuenta dejará de pagar intereses por el saldo medio que mantengas y las retiradas en cajeros dejarán de ser gratuitas: cargaremos en tu cuenta el coste de la operación para la entidad (en el caso de retiradas en el extranjero te cargaremos 2€ por cada operación). El resto de condiciones de la cuenta se mantendrán.

No se consideran nómina o pensión las transferencias o traspasos internos que realice el propio titular de la cuenta. Se considerarán como nómina las domiciliaciones que perciban con regularidad periódica los trabajadores por cuenta ajena en concepto de haberes o rentas del trabajo con causa en una relación laboral o funcionarial; se entenderá por pensión la domiciliación del ingreso de cantidades que se perciban con regularidad periódica, en concepto de prestaciones previstas, en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social pública.


¿Te ha sido útil esta respuesta?