Fondo de garantía de depósitos

Tus ahorros están garantizados: conoce la cobertura y las condiciones.

Banco Pichincha España S.A. está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, sito en C/ José Ortega y Gasset, 22 – 5ª planta, 28006 Madrid, página web www.fgd.es.

El Fondo tiene por objeto garantizar los depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las Entidades de crédito, con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero o, en el caso de depósitos nominados en otra divisa, su equivalente aplicando los tipos de cambio correspondientes.

Información básica sobre la cobertura de los depósitos (conforme al RD 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos de Entidades de Crédito)

Los depósitos mantenidos en BANCO PICHINCHA ESPAÑA, S.A. están garantizados por:
Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito

Límite de cobertura:
100.000 euros (o su correspondiente valor en la divisa en la que esté denominado el depósito) por depositante y Entidad de Crédito
Si tiene usted depósitos en la misma Entidad de Crédito:
Todos sus depósitos en la misma Entidad de Crédito se suman y el total está sujeto al límite de 100.000 euros
Si tiene una cuenta en participación con otra(s) persona(s):
El límite de 100.000 euros se aplica a cada depositante por separado
Período de reembolso en caso de concurso de la Entidad de Crédito:
•20 días hábiles, hasta el 31.12.2018
•15 días hábiles, entre el 01.01.2019 y el 31.12.2020
•10 días hábiles, entre el 01.01.2021 y el 31.12.2023
•7 días hábiles, a partir del 01.01.2024
Moneda en que se realiza el reembolso:
Euros
Contacto:
Dirección: C/ José Ortega y Gasset, 22 – 5ª planta – 28006 Madrid Teléfono: +34 91 431 66 45
Fax: +34 91 575 57 28
Correo electrónico: fogade@fgd.es
Para más información
http://www.fgd.es

Normativa aplicable al Fondo de Garantía de Depósitos:

– Real Decreto-ley 16/2011, de 14 de octubre, por el que se crea el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito – Ley 11/2015, de 18 de junio, de recuperación y resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión.

– Disposición Adicional Sexta del Real Decreto 84/2015, 13 de febrero, por el que se desarrolla la Ley 10/2014, de 26 de junio, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de Entidades de Crédito (Representantes de las entidades adheridas en la Comisión Gestora del Fondo de Garantía de Depósitos).

– Ley 9/2012, de 14 de noviembre, de reestructuración y resolución de entidades de crédito. – Disposición adicional quinta del Real Decreto-Ley 21/2012, de 13 de julio, de Medidas de Liquidez de las Administraciones Públicas y en el ámbito financiero.
– Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos de entidades de crédito.

– Disposición Final Primera del Real Decreto 1012/2015, de 6 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 11/2015, de 18 de junio, de recuperación y resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, y por el que se modifica el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos de entidades de crédito.

– Circular 5/2016, de 27 de mayo, del Banco de España, sobre el método de cálculo de las aportaciones de las entidades adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito sean proporcionales al perfil de riesgo.

– Circular 8/2015, de 18 de diciembre, del Banco de España, a las entidades y sucursales adscritas al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito, sobre información para determinar las bases de cálculo de las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito.

– Real Decreto 628/2010, de 14 de mayo, por el que se modifican el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre fondos de garantía de depósitos en entidades de crédito y el Real Decreto 948/2001, de 3 de agosto, sobre sistemas de indemnización de los inversores.

– Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero, para el reforzamiento del sistema financiero.

– Reglamento Delegado (UE) 2015/63 de la Comisión de 21 de octubre de 2.014 por el que se completa la Directiva 2014/59/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, en lo que respecta a las contribuciones ex ante a los mecanismos de financiación de la resolución.

– Directiva 2014/59/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de mayo de 2014 por la que se establece un marco para la reestructuración y la resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión, y por la que se modifican la Directiva 82/891/CEE del Consejo, y las Directivas 2001/24/CE, 2002/47/CE, 2004/25/CE, 2005/56/CE, 2007/36/CE, 2011/35/UE, 2012/30/UE y 2013/36/UE, y los Reglamentos (UE) nº 1093/2010 y (UE) nº 648/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo.

– Directiva 2014/49/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de abril de 2014, relativa a los sistemas de garantía de depósitos.

– Directiva 2009/14/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de marzo de 2009.

– Directiva 97/9/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de marzo de 1997.

– Directiva 94/19/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 1994.

Normativa de transparencia

Conoce la normativa que te protege como cliente de un banco.

A continuación, te presentamos las principales referencias normativas relacionadas con la transparencia y la protección de los clientes de servicios bancarios:

  • Circular 5/2012 de 27 de junio, del Banco de España, a entidades de crédito y proveedores de servicios de pago, sobre transparencia de los servicios bancarios y responsabilidad en la concesión de préstamos (BOE nº 161, de 06/07/2012).
  • Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios (B.O.E. 29/10/2011).
  • Orden EHA/1608/2010, del 14 de junio, sobre transparencia de las condiciones y requisitos de información aplicables a los servicios de pago (BOE del 18-06-2010).
  • Orden EHA/1717/2010, de 11 de junio, de regulación y control de publicidad de servicios y productos de inversión.
  • Orden EHA/1718/2010, de 11 de junio, de regulación y control de publicidad de servicios y productos bancarios.
  • Orden EHA/1665/2010, del 11 de junio, por la que se desarrollan los artículos 71 y 76 del Real Decreto 217/2008, de 15 de febrero, sobre el régimen jurídico de las empresas de servicios de inversión y de las demás entidades que prestan servicios de inversión, en materia de tarifas y contratos-tipo (BOE del 23-06-2010).
  • Ley 16/2009, del 13 de noviembre, de servicios de pago (BOE del 14-11-2009).
  • Ley 44/2002, de 22 de noviembre, de medidas de reforma del sistema financiero, modificada por la Ley 2/2011, de 4 de marzo, de economía sostenible.
  • Orden ECO/734/2004 de 11 de marzo (B.O.E. del 24 de marzo), sobre Departamentos y Servicios de atención al cliente y el defensor del cliente de las entidades financieras.
  • Orden ECC/2502/2012, de 16 de noviembre, por la que se regula el procedimiento de presentación de reclamaciones ante los servicios de reclamaciones del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Dirección General de Seguros y Pensiones.
  • Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores.
  • Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.
  • Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación.
    Ley 22/2010 de 20 de julio del Parlamento de Cataluña (DOGC de 23 de julio), del Código de Consumo de Cataluña.
  • Directiva 2007/64/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de noviembre, sobre servicios de pago en el mercado interior, por la que se modifican las Directivas 97/7/CE, 2002/65/CE, 2005/60/CE y 2006/48/CE y por la que se deroga la Directiva 97/5/CE.
  • Reglamento (UE) 260/2012, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo, por el que se establecen requisitos técnicos y empresariales para las transferencias y los adeudos domiciliados en euros, y se modifica el Reglamento (CE) 924/2009.
  • Ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible.
  • Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo.
  • Reglamento (UE) 2015/2366 del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de noviembre de 2015 sobre servicios de pago en el mercado interior y por la que se modifican las Directivas 2002/65/CE, 2009/110/CE y 2013/36/UE y el Reglamento (UE) núm. 1093/2010 y se deroga la Directiva 2007/64/CE.

Prevención de blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo

¿Por qué te pedimos tanta documentación y te hacemos tantas preguntas sobre tu actividad? La ley nos obliga para protegernos a todos.

La normativa referida a la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo tiene como finalidad prevenir e impedir la utilización del sistema financiero y de otros sectores de la actividad económica para blanquear los capitales procedentes de cualquier tipo de actividad delictiva.

Así, la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, tiene por objeto la protección de la integridad del sistema financiero y de otros sectores de actividad económica mediante el establecimiento de obligaciones de prevención para los sujetos obligados.

La Ley 10/2010 fue parcialmente modificada por la Ley 19/2013 de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, en su Disposición Final Sexta.

Finalmente, el Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo, aprobó el Reglamento de la Ley 10/2010. Este RD incorpora las principales novedades de la normativa internacional a partir de la aprobación de las nuevas Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y establece la obligación de los sujetos obligados de analizar los riesgos principales en función del tipo de negocio, de productos y de clientes con los que establezcan relaciones de negocio.

Banco Pichincha España, como sujeto obligado, ha establecido las oportunas políticas y programas de prevención, dotando a la entidad de los medios técnicos y humanos necesarios para el cumplimiento de la normativa y la detección, análisis y en su caso comunicación de operaciones sospechosas o susceptibles de análisis especial.

Como entidad financiera estamos obligados a disponer de copia de determinados documentos de nuestros clientes, como requisito de identificación formal, y a conocer su actividad económica o profesional, así como el propósito de la relación de negocios. Sin estos requisitos legales de información, no podemos iniciar ni mantener relaciones de negocio con ningún cliente.

Si quieres conocer más sobre la prevención del blanqueo de capitales en España, puedes consultar la página web del SEPBLAC desde aquí.

Zona única de pagos (SEPA)

Cuando hablamos de movimiento de dinero, ya no existen las fronteras en Europa: funcionamiento y condiciones comunes a todos.

¿Qué es SEPA?

SEPA se corresponde con el acrónimo de “Single Euro Payments Area”, es decir, Zona Única de Pagos. Esta zona a la que pertenecen los 28 estados miembros de la Unión Europea además de Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza, será el área en la que todos sus agentes económicos, tanto ciudadanos como empresas, podrán realizar y recibir pagos en euros con las mismas condiciones básicas, derechos y obligaciones, e independientemente de su ubicación y de que esos pagos impliquen o no procesos transfronterizos. La SEPA, que se originó debido al impulso de las entidades financieras y el apoyo de otras instituciones europeas como el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, supone la creación de una serie de infraestructuras y de nuevos estándares que persiguen la igualdad de la realización y recepción de pagos a través de transferencias, domiciliaciones bancarias y operaciones con tarjetas. El éxito de todos estos procesos supondrá para todas las partes importantes beneficios económicos, así como para el conjunto de la sociedad.

Transferencias SEPA:

Una transferencia SEPA es el envío de una orden de pago desde la entidad del pagador a la entidad bancaria del beneficiario siempre que cumpla con una serie de requisitos: Se trata siempre de una transferencia tipo SHARE, es decir, los gastos de la misma se comparten entre los dos intervinientes de la transacción. El emisor pagará a su entidad una comisión, que será inferior a los gastos que hubiese tenido si la transferencia fuese tipo OUR (el ordenante asume todos los gastos) y el beneficiario abonará a su entidad la tarifa que tenga establecida para ese tipo de operaciones. El beneficiario recibe el total del importe de la transferencia, luego de forma independiente su entidad le cargará el coste del servicio por recepción de la misma. No tiene límite de importe, pero deben ser en euros y su destino cualquier país de la zona SEPA. El plazo máximo para la liquidación será de 3 días hábiles. El cliente deberá aportar los datos completos de las cuentas de origen y destino, es decir, el BIC y el IBAN.

Adeudos directos básicos SEPA:

El adeudo directo es un servicio de pago destinado a efectuar un cargo en la cuenta del deudor. La operación de pago es iniciada por el acreedor, sobre la base del consentimiento dado por el deudor al acreedor, y transmitida por éste a su proveedor de servicios de pago.

Los adeudos directos SEPA son en euros y se emitirán con destino a países de la zona SEPA. Las cuentas se identifican mediante el código IBAN. Se requiere la existencia previa de consentimiento por parte del titular de la cuenta de cargo para que puedan ser imputados en su cuenta. Este consentimiento se reflejará en una orden de domiciliación o mandato, que contendrá los datos necesarios para que el acreedor presente un adeudo directo SEPA. La información adicional sobre el pago podrá tener una extensión máxima de 140 caracteres. Se dispone de un plazo máximo de devolución de 8 semanas a instancias del cliente deudor, que se amplía hasta 13 meses para pagos no autorizados.

Tarjetas:

La Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) establece un marco general en el que los titulares de tarjetas pueden hacer pagos y retirar efectivo en euros dentro de la SEPA, con la misma facilidad y comodidad que en sus países de origen.

El Marco SEPA para tarjetas viene a fortalecer la interoperabilidad y seguridad de este medio de pago, reconoce el estándar EMV para la aceptación de pagos con tarjeta en todo el ámbito SEPA.
La tecnología EMV es un estándar de la industria de tarjetas que implementa la seguridad del chip y del número de identificación personal (PIN) para combatir el fraude de las transacciones de pago con tarjetas.

Enlaces:
http://www.bde.es/bde/es/secciones/informes/Folletos/SEPA/
http://www.sepaesp.es/sepa/es/

FATCA

¿Eres ciudadano estadounidense? Necesitamos información adicional para cumplir con la ley.

La Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero (conocida como FATCA por sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso de los Estados Unidos el 18 de marzo del 2010, tiene como finalidad evitar la evasión fiscal de contribuyentes estadounidenses que obtienen beneficios fuera de EE.UU., mediante la identificación de cuentas y productos financieros que mantienen en Instituciones Financieras Extranjeras (FFIs).

Para facilitar la aplicación en España de la normativa FATCA, el 14 de mayo de 2013 España firmó un acuerdo de colaboración con Estados Unidos, que entró en vigor el 1 de julio de 2014, fecha desde la cual las instituciones financieras en España tienen la obligación de identificar, clasificar y reportar anualmente las cuentas de clientes (personas físicas y jurídicas) con obligaciones fiscales en EE.UU. (conocidas como US Person). Dicha información se remite por parte de las Entidades Financieras a la Agencia Tributaria Española (AEAT), que a su vez remite dichos datos al Servicio de Rentas Internas de EE.UU. (IRS).

En cumplimiento de esta normativa, Banco Pichincha España está obligado a:

(i) Realizar una correcta identificación de los clientes, que permita detectar a los clientes estadounidenses afectados por la normativa a través de una serie de indicios como la nacionalidad, residencia, domicilio postal y fiscal, lugar de nacimiento, teléfonos, transferencias periódicas a Estados Unidos y poderes notariales, u otros similares.

(ii) Obtener la documentación soporte de esta información para todos aquellos clientes sobre los que exista indicios de vinculación con Estados Unidos.

(iii) Reportar anualmente a la AEAT la información de las cuentas financieras de los clientes considerados personas estadounidenses, de acuerdo con la normativa FATCA:

  • Identidad de las personas y entidades (nombre, domicilios, NIF estadounidense).
  • Sus cuentas (números de cuenta) y saldos en las mismas.
  • Rentas brutas pagadas en estas cuentas (intereses, dividendos, ganancias, y otras rentas con independencia de la fuente).

Se consideran Personas de EE.UU. (US Person) a efectos de retención de impuestos federales a:

  • Las personas físicas que posean ciudadanía de EE.UU. o residentes extranjeros en EE.UU.
  • Una sociedad, corporación, compañía o asociación creada o constituida en los Estados Unidos o bajo la legislación de EE.UU.

Si quieres saber más sobre FATCA, puedes accedes a la web del IRS desde aquí.

CRS (Common Reporting Standard)

¿Tienes obligaciones fiscales en otro país? Tenemos que comunicarlo.

El CRS es un sistema de intercambio automático de información tributaria entre los países de la OCDE que permite a las administraciones tributarias de los países adheridos disponer de forma periódica de información fiscal de las inversiones o posiciones de sus contribuyentes en instituciones financieras situadas en el extranjero.

El intercambio internacional de información en materia financiera es un valioso instrumento para verificar, por parte de las Administraciones tributarias, el correcto cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes. Por ello, tomando como punto de partida el modelo de acuerdo intergubernamental para la mejora del cumplimiento fiscal internacional y la aplicación de la ley estadounidense de cumplimiento tributario de cuentas extranjeras (FATCA), el 29 de octubre de 2014 un total de 51 países y jurisdicciones firmaron en Berlín el Acuerdo Multilateral de Autoridades Competentes sobre Intercambio Automático de Información de Cuentas Financieras.

A nivel europeo se ha aprobado la Directiva 2014/107/UE del Consejo, de 9 de diciembre de 2014, que modifica la Directiva 2011/16/UE por lo que se refiere a la obligatoriedad del intercambio automático de información en el ámbito de la fiscalidad. Y en España se ha promulgado el Real Decreto 1021/2015, de 13 de noviembre, por el que se establece la obligación de identificar la residencia fiscal de las personas que ostenten la titularidad o el control de determinadas cuentas financieras y de informar acerca de las mismas en el ámbito de la asistencia mutua.

Este real decreto incorpora al ordenamiento interno las normas de comunicación de información a la Administración tributaria sobre cuentas financieras y los procedimientos de diligencia debida que deben aplicar las instituciones financieras en la obtención de dicha información, para que, a su vez, la Administración tributaria pueda intercambiar la información recibida, de forma automática, con la Administración correspondiente del país o jurisdicción de residencia fiscal de las personas que ostenten la titularidad o el control de la cuenta financiera.

Por tanto, en virtud de la normativa anterior, Banco Pichincha España, como el resto de instituciones financieras, debe identificar la residencia de las personas que ostenten la titularidad o el control de las cuentas financieras y de informar a la Administración tributaria.

La obligación de identificar la residencia fiscal de las personas que ostenten la titularidad o el control de cuentas financieras es un paso previo y necesario para la comunicación de información, y ha de realizarse respecto de la totalidad de las cuentas financieras de la institución financiera. A diferencia de la obligación anterior, la obligación de información se limita a las personas que, ostentando la titularidad o el control de cuentas financieras, sean residentes fiscales en alguno de los países o jurisdicciones con los que existe obligación de intercambiar información en el ámbito de la asistencia mutua.

Esta normativa resulta aplicable desde el 1 de enero de 2016, por lo que el primer suministro de información ha tenido lugar en el año 2017.

Estas normas y procedimientos de diligencia debida afectan a las cuentas preexistentes y cuentas nuevas, tanto de personas físicas como sociedades.

Política de privacidad

Tus datos son importantes: así protegemos y usamos tu información personal.

1 IDENTIFICACIÓN

  • Titular: BANCO PICHINCHA ESPAÑA S.A., (en adelante “Pibank”).
  • NIF: A-85882330.
  • Domicilio social: Calle Lagasca, 4, 28001 – Madrid.
  • Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid: Tomo 27.446, Folio 110, Sección 8, Hoja M-494617, Inscripción 1ª.
  • Teléfono: Twitter | WhatsApp “657 868 616” – Central “91 111 00 00”
  • Correo electrónico: dpo@bancopichincha.es

2 INFORMACIÓN Y CONSENTIMIENTO

Mediante la aceptación de la presente Política de Privacidad, el Usuario queda informado y presta su consentimiento libre, informado, específico e inequívoco para que los datos personales que facilite a través de la página Web ubicada en la URL www.pibank.es (en adelante, el “Sitio Web”) sean tratados por Pibank.

3 OBLIGATORIEDAD DE FACILITAR LOS DATOS

Los datos solicitados en los formularios de la Web son con carácter general, obligatorios (salvo que en el campo requerido se especifique lo contrario) para cumplir con las finalidades establecidas. Por lo tanto, si no se facilitan los mismos o no se facilitan correctamente no podrán atenderse las mismas, sin perjuicio de que podrá visualizar libremente el contenido del Sitio Web.

4 ¿CON QUÉ FINALIDAD TRATARÁ PIBANK LOS DATOS PERSONALES DEL USUARIO Y DURANTE CUÁNTO TIEMPO?

Los datos personales facilitados a través del Sitio Web serán tratados por Pibank conforme a las siguientes finalidades:

  • Gestionar, tramitar y dar respuesta a peticiones, solicitudes, incidencias o consultas del Usuario, cuando éste facilite sus datos a través de los formularios habilitados al efecto.
  • Concertar una cita con el Usuario a efectos de informarle de los productos y servicios de Pibank y resolver sus dudas, consultas y peticiones, a través del medio solicitado por el Usuario (llamada, WhatsApp, correo electrónico, videollamada o presencialmente) en los correspondientes formularios habilitados al efecto en el Sitio Web.
  • Gestionar el envío de la Newsletter, si el Usuario facilita su correo electrónico a través del formulario habilitado en el Sitio Web a tal fin.
  • Gestionar el envío de comunicaciones comerciales sobre productos y servicios de Pibank por medios electrónicos y/o convencionales, si el Usuario lo autoriza marcando la casilla correspondiente.
  • Elaborar un perfil comercial para ofrecer al Usuario productos y servicios de acuerdo con sus intereses, si el Usuario da su consentimiento mediante la marcación de la casilla correspondiente.

Los datos del Usuario serán tratados por Pibank hasta que éste se oponga o revoque su consentimiento.

5 ¿QUÉ DATOS DEL USUARIO TRATARÁ PIBANK?

Pibank tratará las siguientes categorías de datos del Usuario:

  • Datos identificativos: nombre y apellidos.
  • Datos de contacto: dirección postal, dirección de correo electrónico y teléfono.

En caso de que el Usuario facilite datos de terceros, manifiesta contar con el consentimiento de los mismos y se compromete a trasladarle la información contenida en la Política de Privacidad, eximiendo a Pibank de cualquier responsabilidad en este sentido. No obstante, Pibank podrá llevar a cabo las verificaciones periódicas para constatar este hecho, adoptando las medidas de diligencia debida que correspondan, conforme a la normativa de protección de datos.

6 ¿CUÁL ES LA LEGITIMACIÓN DEL TRATAMIENTO DE LOS DATOS DEL USUARIO?

El tratamiento de los datos del Usuario por parte de Pibank está basado en el consentimiento que se le solicita y que puede retirar en cualquier momento. No obstante, en caso de retirar su consentimiento, ello no afectará a la licitud de los tratamientos efectuados con anterioridad.

Los consentimientos obtenidos para las finalidades mencionadas son independientes por lo que el Usuario podrá revocar solo uno de ellos no afectando a los demás.

7 RESPONSABILIDAD DEL USUARIO.

El Usuario:

  • Garantiza que es mayor de 18 años y que los datos que facilita a Pibank son verdaderos, exactos, completos y actualizados. A estos efectos, el Usuario responde de la veracidad de todos los datos que comunique y mantendrá convenientemente actualizada la información facilitada, de tal forma que responda a su situación real.
  • Garantiza que ha informado a los terceros de los que facilite sus datos, en caso de hacerlo, de los aspectos contenidos en este documento. Asimismo, garantiza que ha obtenido su autorización para facilitar sus datos a Pibank para los fines señalados.
  • Será responsable de las informaciones falsas o inexactas que proporcione a través del Sitio Web y de los daños y perjuicios, directos o indirectos, que ello cause a Pibank o a terceros.

8 COMUNICACIONES COMERCIALES Y PROMOCIONALES.

Una de las finalidades para las que Pibank trata los datos personales proporcionados por parte de los Usuarios es para remitirles comunicaciones electrónicas con información relativa a productos, servicios, promociones, ofertas, eventos o noticias relevantes para los Usuarios. Siempre que se realice alguna comunicación de este tipo, ésta será dirigida única y exclusivamente a aquellos Usuarios que hubieran aceptado previamente la recepción de las mismas.

En caso de que el Usuario desee dejar de recibir comunicaciones comerciales o promocionales por parte de Pibank puede solicitar la baja del servicio enviando un email a la siguiente dirección de correo electrónico: dpo@bancopichincha.es

9 EJERCICIO DE DERECHOS.

El Usuario puede dirigirse al Servicio de Atención al Cliente de Pibank, bien a través del Servicio de Banca a Distancia o mediante comunicación escrita firmada por el titular de los datos con copia del documento nacional de identidad dirigida a Pibank, con domicilio social en Calle Lagasca, 4, Madrid, 28001 o a la siguiente dirección de correo electrónico: atencionalcliente@bancopichincha.es, con la Referencia “Protección de Datos”, adjuntando fotocopia de su documento de identidad, en cualquier momento y de manera gratuita, para:

  • REVOCAR los consentimientos otorgados.
  • OBTENER confirmación acerca de si en Pibank se están tratando datos personales que conciernen al Usuario o no.
  • ACCEDER a sus datos personales.
  • RECTIFICAR los datos inexactos o incompletos.
  • SOLICITAR la supresión de sus datos cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.
  • OBTENER de Pibank la limitación del tratamiento de los datos cuando se cumpla alguna de las condiciones previstas en la normativa de protección de datos.
  • SOLICITAR la portabilidad de sus datos.
  • RECLAMAR ante la Agencia Española de Protección de Datos a través de la siguiente dirección postal sita en C/ Jorge Juan, 6, C. P. 28001 de Madrid o a través de los canales establecidos a estos efectos en la Sede Electrónica de la referida Agencia cuando el candidato considere que Banco Pichincha ha vulnerado los derechos que le son reconocidos por la normativa aplicable en protección de datos.

Sin perjuicio de lo anterior, el candidato podrá ponerse en contacto con el delegado de protección de datos de Banco Pichincha a través de la siguiente dirección electrónica: dpo@bancopichincha.es.

En el caso de que el Usuario autorice a otra persona para que, en su representación, ejercite sus derechos en relación con el presente contrato, la persona autorizada titular de los mencionados datos podrá ejercitar los derechos del Cliente en aquellos supuestos en que sea posible, oposición al tratamiento, dirigiéndose al Servicio de Atención al Cliente del Banco, en la dirección más arriba indicada o a la siguiente dirección de correo electrónico: dpo@bancopichincha.es

10 MEDIDAS DE SEGURIDAD.

Pibank tratará los datos del Usuario en todo momento de forma absolutamente confidencial y guardando el preceptivo deber de secreto respecto de los mismos, de conformidad con lo previsto en la normativa de aplicación, adoptando al efecto las medidas de índole técnica y organizativas necesarias que garanticen la seguridad de sus datos y eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos.

Seguridad online

Usa Internet con seguridad: algunos consejos y buenas prácticas para navegar sin riesgos.

Nuestro compromiso con la seguridad es máximo. Por eso, disponemos de medidas de seguridad que garantizan la confidencialidad en las comunicaciones y protegen tus datos en las transacciones que haces por internet. Pero la seguridad también depende de ti, por lo que es importante que tengas en cuenta estos consejos de seguridad para utilizar tus dispositivos tecnológicos:

Claves y contraseñas

Desde la activación de la cuenta, dispones de las claves de acceso al área privada de tu banca electrónica (“Área de cliente”). El usuario siempre es tu NIF/NIE, y la contraseña te la enviamos a través de un SMS a tu teléfono móvil.

Recuerda que tus claves son personales e intransferibles, de modo que tienes que velar por su protección y no revelárselas a nadie. Evita también anotarlas en lugares visibles o de fácil acceso.

En todo caso, te recomendamos cambiar tu contraseña de manera periódica utilizando una clave compleja (combinando números y letras) que no pueda ser deducida fácilmente por una persona ajena. No utilices claves triviales o repetitivas susceptibles de ser descubiertas fácilmente por sí mismas o por contener información relacionada contigo (fecha de nacimiento, nombre, etc.).

Para reforzar tu seguridad, al realizar algunas operaciones a través del área cliente será necesario introducir un código de validación adicional (OTP -“one-time password”) que recibirás a través de SMS en tu teléfono móvil.

Navegación segura por internet
Para hacer tu navegación por internet lo más segura posible, es recomendable que sigas estos consejos:

Si utilizas tu propio ordenador para acceder al área cliente, debes realizar un uso seguro en cualquier entorno para evitar programas nocivos que te puedan generar problemas. Navega únicamente por sitios conocidos que te inspiren confianza.

Cuando introduzcas datos sensibles o personales, verifica que la web es segura, revisando el tipo de conexión (https:\\) y comprueba que existe un candado en la parte superior del navegador.

Dispón de un anti-virus de confianza en tu dispositivo y mantenlo siempre actualizado para prevenir el software malicioso.

Desactiva la opción de guardar contraseña o autocompletar de tu navegador. Si terminas de realizar operaciones online, es fundamental que, incluso si te conectas desde tu ordenador personal, finalices la sesión para evitar que alguien pueda acceder sin tu permiso.

Elimina de manera periódica los archivos temporales que puedan almacenarse en tu navegador.

Evita descargas desde webs desconocidas o desde mails sospechosos. Descarga sólo desde sitios web de confianza.

Evita los enlaces sospechosos, ya que suelen enviar a los usuarios a sitios maliciosos. Estos enlaces pueden estar en correos electrónicos, ventanas de chats, banners de publicidad o mensajes en redes sociales.

Procura no introducir información sensible o personal a través de ordenadores públicos o en lugares donde puedas ser observado.

En caso de que tengas alguna duda sobre la autenticidad de cualquier correo electrónico o sitio web que parezca proceder de PIBANK, ponte en contacto con nosotros de forma inmediata. Recuerda que NUNCA te solicitaremos ninguna clave personal por correo electrónico.

Para más información, puedes acceder a las páginas http://www.osi.es y http://www.incibe.es avaladas por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que proporcionan recomendaciones, guías y herramientas gratuitas con las que navegar más seguro.

Suplantación de identidad
Phishing, también denominado suplantación de identidad, es un término informático que denomina un modelo de abuso informático que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El cibercriminal, conocido como phisher, se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

¿Cómo reconocer el phishing?

  • La dirección de correo desde la que se envía el mail es falsa.
  • Se incluye el logo de PIBANK y la imagen del website transaccional, con el fin de lograr la imagen corporativa de la entidad.
  • El lenguaje es en ocasiones incorrecto y discordante, debido a la utilización de traductores de idiomas por parte de los creadores del fraude.
  • Se intenta convencer al usuario indicando que debido a la existencia de fraudes financieros es necesario que el cliente verifique sus claves de acceso personales.
  • El correo introduce tres campos en los que el usuario debe teclear sus códigos personales (usuario y contraseña) o un enlace a una página ficticia de la web.

No respondas a ninguna solicitud de tus claves de acceso, firma, tarjetas o datos personales que te llegue a través de correo electrónico o SMS. Recuerda que desde PIBANK nunca solicitamos datos personales a través de estos canales.

¿Qué hacer en caso de fraude?

Ante cualquier sospecha de fraude, incidentes sospechosos, anomalías en las sesiones de servicios de pagos por Internet o cualquier incidencia que detectes, ponte inmediatamente en contacto con nosotros en el teléfono: 912525200.

Normativa

  • Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico.
  • Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
  • Texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras Leyes complementarias.
  • Ley 22/2007, de 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores.
  • Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación.
  • Real Decreto 1163/2005, de 30 de septiembre, por el que se regula el distintivo público de confianza en los servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, así como los requisitos y el procedimiento de concesión.

Clasificación de productos financieros

Conoce, sin ser un experto, el riesgo de cualquier producto de una manera rápida y sencilla.

La Orden Ministerial ECC/2316/2015, relativa a las obligaciones de información y clasificación de productos financieros, establece un nuevo sistema de clasificación de los productos a través de tres variables que se muestran de forma clara y visible en todos los productos financieros sujetos a esta orden, y que tiene por objeto garantizar un adecuado nivel de protección al cliente o potencial cliente de productos financieros, advirtiéndole sobre su nivel de riesgo y permitiéndole elegir los que mejor se adecuen a sus necesidades y preferencias de ahorro e inversión.

Se ha buscado la simplicidad y la homogeneidad, para que la información ayude a los clientes potenciales a comparar diferentes productos y comprender sus principales características mediante un formato gráfico normalizado (tipo semáforo). La normativa es de aplicación a los productos financieros, y entre ellos, los depósitos bancarios incluyendo, entre otros, los depósitos a la vista, de ahorro y a plazo.

Clasificación de productos en virtud del indicador de riesgo

En función de las características de cada producto, se clasifica según un indicador de riesgo de 6 niveles. Los depósitos bancarios pertenecen a la clase 1. Existen dos formas de presentarlo gráficamente: una a modo de semáforo, y otra expresando el nivel de forma numérica:

Alerta sobre la liquidez

Si el producto presenta limitaciones respecto a la liquidez o la venta anticipada se añadirá una o varias alertas. También se incorpora la información sobre el fondo de garantía de depósitos.

Alerta sobre complejidad

Si el producto está definido como complejo bajo la normativa MIFID, se añadirá una alerta informando al respecto. Los depósitos bancarios no tienen la consideración de productos complejos, así que no aplicaría a Pibank la alerta de complejidad.