Cómo pagar con el móvil en 3 sencillos pasos

7 febrero 2019

37

pagar con el movil

Si alguna vez te has preguntado cómo pagar con el móvil pero no te has atrevido a hacerlo porque tenías dudas o desconfiabas de este revolucionario medio de pago, no te preocupes. En la entrada de hoy te explicamos cómo funciona el pago con móvil y cómo utilizarlo en 3 sencillos pasos.

Antes de nada, debes tener claro que pagar con el móvil solo es posible con un smartphone que cuente con la tecnología Near Field Communication, más conocida por sus siglas NFC desde que, en 2008, empezó a incorporarse a los teléfonos. Es un sistema de comunicación inalámbrica de corto alcance para intercambiar datos entre dispositivos.

NFC es una tecnología abierta de gran velocidad de comunicación, casi instantánea y que no necesita emparejar los dispositivos, como ocurre con Bluetooth. El alcance, en cambio, es reducido: un máximo de 20 centímetros.

Gracias a esta tecnología, un smartphone puede conectarse con el terminal de punto de venta (TPV) de una tienda o un restaurante y hacer el pago de inmediato, sin tener que insertar la tarjeta en el aparato o pasarla por encima si es contactless.

Existen muchos servicios de pago por móvil, cada uno con diferentes características y requisitos. La mejor manera de entender cómo funciona es verlo con dos ejemplos: Apple Pay, que es la forma de pagar con el móvil creada por el gigante tecnológico de Cupertino (California, Estados Unidos), y Google Pay, que es el sistema desarrollado por el buscador más famoso.

"Apple Pay y Google Pay son las formas más fáciles, seguras y privadas de pagar y tienen la ventaja de estar disponible para los clientes de Pibank”

Ambas son las formas más fáciles, seguras y privadas de pagar y tienen la ventaja de estar disponible para los clientes de Pibank. Entremos en detalles: así es como puedes pagar con el móvil en 3 sencillos pasos:

1. Comprueba que cumples con los 4 requisitos

Antes de poder pagar con el móvil a través de Apple Pay, debes comprobar si cumples con los cuatro requisitos indispensables:

  1. Tienes un dispositivo compatible con Apple, como un iPhone, un Apple Watch o un iPad. Puedes comprobar si el tuyo es compatible aquí.
  2. Tienes contigo tu tarjeta Pibank.  
  3. El dispositivo tiene instalada la versión más reciente del sistema operativo: iOS, watchOS o macOS.
  4. Cuentas con un ID de Apple con sesión iniciada en iCloud.

En cambio, si optas por Google Pay, debes tener en cuenta los siguientes requisitos:

  1. Tienes un dispositivo que funciona con el sistema operativo Android.
  2. Tienes contigo tu tarjeta Pibank.
  3. El aparato cuenta con tecnología NFC.
  4. Cuentas con un perfil de Google actualizado.

“Un smartphone puede conectarse con el terminal de punto de venta (TPV) de una tienda o un restaurante y hacer el pago de inmediato”

2. Añadir tu tarjeta al método de pago

Lo segundo que debes hacer para pagar con el móvil es añadir tu tarjeta a la aplicación Wallet.

Si eres usuario de Apple, entra a la aplicación a través de tu smartphone y sigue los pasos que irán apareciendo en Wallet:

  1. Haz una foto a tu tarjeta.
  2. Comprueba los datos.
  3. Lee y acepta los términos y condiciones.
  4. Verifica tu tarjeta.

Por cierto, si utilizas Apple Watch puedes pagar con el reloj inteligente siempre que añadas la tarjeta a la aplicación Apple Watch del smartphone.

Si has apostado por Google Pay:

  1. Descarga e instala la aplicación.
  2. Abre Google Pay.
  3. En la parte inferior, haz clic en Pago.
  4. En la parte inferior, haz clic en Añadir Tarjeta de crédito o de débito.
  5. Captura los datos de la tarjeta con la cámara del smartphone o introduce los datos de forma manual.

Recuerda que, al añadir tu tarjeta, es posible que veas un cargo temporal en tu cuenta por parte de Google Pay. Es un cargo de verificación y no afectará a tu saldo. Tardará poco en desaparecer.

3. Cómo pagar con Apple Pay o Google Pay

El pago con móvil es realmente sencillo, seguro y rápido: funciona en unos segundos. Puedes utilizarlo para pagar en una tienda, una app o en un sitio web. Recuerda que es un sistema fiable que se basa en la identificación personal. Te explicamos cómo funciona en cada caso para los dos métodos.

Con Apple Pay:

  1. En una tienda: antes de acercar el dispositivo al terminal de pago, tienes que identificarte de alguna de estas dos maneras:
    1. Con Face ID: el smartphone reconocerá tu rostro cuando mires la pantalla.
    2. Con Touch ID, que te identifica a través de tu huella dactilar.
  2. En una app o una web: te ahorrarás rellenar formularios interminables y crear cuentas de usuario en las tiendas online. Solo tienes que entrar en la aplicación o la página web con el navegador Safari y elegir Apple Pay como medio de pago. Acto seguido, tendrás que completar el proceso con una rápida identificación:
    1. Con Face ID.
    2. O con Touch ID.

Con Google Pay:

En una tienda:

  1. Activa y desbloquea el teléfono. No es necesario abrir la aplicación.
  2. Acerca la parte posterior del dispositivo a la pantalla durante unos segundos. Cuando se haya procesado el pago aparecerá una marca de verificación azul.
  3. Algunos establecimientos solicitan el PIN de la tarjeta o una firma.

 

En una aplicación o una web: con Google Pay puedes pagar de forma rápida y conveniente en muchas aplicaciones como Uber o Airbnb, además de otros muchos siios web.

 

    1. Busca la opción de Google Pay cuando navegues por la páginas. A veces también responde a Pagar con Google.
    2. Selecciona la tarjeta que quieres utilizar o añade una nueva de forma fácil mientras pagas.
    3. Confirme el pago o el pedido.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más