¿Cuál es la mejor orientación que puede tener una vivienda?

28 marzo 2019

62

cuál es la mejor orientación para una vivienda

El momento de elegir un nuevo hogar está rodeado por un montón de decisiones sobre la futura casa. Solemos pensar en el precio, la ubicación, la superficie, los espacios interiores o las calidades. Existe un factor que, a veces, se nos pasa por alto e influye en casi todo. De hecho, cómo calcular la mejor orientación para una vivienda es uno de los principales parámetros que el arquitecto ha tenido el cuenta.

Aunque no lo creas, la mejor orientación de una vivienda está muy relacionada con el confort general y la habitabilidad. Sobre todo, tiene que ver con la temperatura ambiente, la luz y el ahorro de energía del hogar. Un inmueble bien orientado puede ahorrar hasta un 70% de las facturas de energía, que no es poco.

Pero, ¿qué significa la orientación? Explicado de forma sencilla, es la posición que permite la entrada de luz y de calor a una vivienda procedentes del sol. Ni más ni menos, se trata de aprovechar la naturaleza para tener un hogar más confortable.

Por ejemplo, la orientación influye si vives en un sitio de clima muy cálido o frío, o con vientos predominantes o, incluso, en un sitio donde el territorio de alrededor incluye montes, ríos o vegetación. Una muestra antes de desvelar la mejor orientación: en climas fríos es habitual que la casa trate de captar la máxima radiación solar en invierno para que libere calor a lo largo del día

“La mejor orientación de una vivienda está muy relacionada con el confort general y la habitabilidad”

Entremos en detalle sobre cómo saber la orientación de una vivienda y las cuatro variaciones más comunes.

Orientación norte de la vivienda

En un hogar orientado hacia norte el sol no incide de forma directa sobre la construcción. Por lo tanto, solo recibe radiación solar a primera y última hora durante los meses de verano. Esto significa que el gasto en calefacción durante el invierno será mayor que en otras orientaciones.

Una posible solución para esta situación son unas ventanas de buena calidad y un aislamiento óptimo.

Orientación de una vivienda al sur

Si la casa está orientada hacia el sur tendrá sol durante todo el día en invierno, primavera y otoño, así que será un sitio muy luminoso. En verano solo sufrirá en las horas centrales del día, justo cuando hace más calor.

Es la mejor orientación para los climas más fríos o para las personas más frioleras. Sin embargo, en las zonas más cálidas necesitará un gasto extra en aire acondicionado durante el verano o contar con unos buenos toldos que quiten las radiaciones en las horas centrales del día y reduzcan la temperatura entre 2 y 5º C.

“Si el hogar que estás buscando tiene orientación este, debes recordar que el sol incidirá desde el amanecer hasta el medio día”

Orientación este de la vivienda

Si el hogar que estás buscando tiene orientación este, debes recordar que el sol incidirá desde el amanecer hasta el medio día. Es la mejor orientación que puede tener una vivienda para la mayoría de las geografías ya que el gasto energético es normal.

En estas construcciones el calor se acumula durante el día y se libera durante la tarde y la noche, lo que nos permite ahorrar un poco de calefacción en invierno. Si la luz intensa no te gusta por las mañanas, siempre puedes utilizar cortinas o estores para controlar la luminosidad.

Orientación de la vivienda al oeste

Las viviendas orientadas al oeste son lo opuesto a las anteriores. El sol caerá sobre la construcción desde el medio día hasta el atardecer. En consecuencia, no acumulará demasiado calor durante el día como para pasar un invierno confortable y podría incrementar el gasto en calefacción.

Además, recibirá el sol en las horas de más calor del verano, así que podría aumentar el consumo de aire acondicionado en esta época. No es la orientación más adecuada que puede tener una vivienda, a menos que lo anterior no te importe y te guste ver atardecer desde la terraza.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más