¿Qué es la PSD2 y cómo te beneficia?

26 abril 2018

54

directiva psd2

Más servicios, más seguridad, más competencia… La normativa europea de servicios de pago, conocida como directiva PSD2, llega para poner orden al funcionamiento de las nuevas empresas de finanzas digitales. Cambian las reglas de juego y lo hacen, así, en tu beneficio.

"Con la PSD2 tu banco deberá permitir a otras empresas acceder a tu información bancaria a través de las conocidas APIs”

¿Has pagado alguna vez con el móvil? ¿Enviado dinero a tus amigos? Si la respuesta es afirmativa a algunas de estas preguntas, ya sabes más o menos en qué consiste la directiva PSD2. Estas siglas son el acrónimo Payment Services Directive 2 o, lo que es lo mismo, la segunda directiva de servicios de pago, una regulación europea que, aunque no terminará de implementarse por completo hasta 2019, quiere cambiar la forma en la que se relacionan tu dinero y las nuevas tecnologías.

CLAVES DE LA DIRECTIVA PSD2

Más competencia e innovaciónMás seguridadMás ahorro
Habrán nuevos tipos de servicios de pago online, basados en el acceso de terceros a las cuentas bancarias, previa autorización del titular. Será obligatoria la autenticación en el inicio y durante el proceso de los pagos electrónicos con la combinación de al menos dos de estos tres elementos: El aumento de la competencia, abaratará las tarifas de un mismo servicio.
Los proveedores de servicios de iniciación de pagos (PISPs) permitirán al comercio solicitar al banco del cliente que haga una transferencia por el importe de la compra. ALGO QUE TIENES: DNI, tarjeta de débito, tarjeta de coordenadas... ALGO QUE SABES: PIN, usuario/contraseña, firma... ALGO QUE ERES: huella dactilar, iris, voz... No se podrán cobrar cargos adicionales en pagos con tarjetas de débito y de crédito en establecimientos y en compras por Internet.
Gracias a los proveedores de servicios de información de cuenta (AISPs) los usuarios podrán ver la información consolidada de todas sus cuentas en un único lugar y podrán analizar sus patrones de gasto. Deberán generarse informes de seguridad sobre incidentes que estén accesibles a los interesados. En caso de uso no autorizado de la tarjeta por extravío, robo o hurto, la cantidad máxima que deberá pagar el consumidor es de 50 euros frente a los 150 actuales. Introduce el derecho de reembolso incondicional ("sin ninguna duda") durante 8 semanas para débitos directos en euros.

"Esta nueva regulación añade más seguridad a tu dinero y te obligará a usar la “doble autenticación” para realizar algunas operaciones"

Más innovación para el manejo de tu dinero

La PSD2 busca ampliar las opciones que tienes a la hora de pagar a través del móvil o por internet, añadir más seguridad a estas transacciones y permitir a otras empresas que te ofrezcan innovadores servicios para gestionar mejor tus finanzas, dándoles acceso a tus cuentas.

Este último aspecto es uno de los más importantes de esta normativa que reemplaza a la PSD1 que se aprobó en 2007 y que sentó las bases para la aparición de las fintech, esas compañías con base tecnológica y que sin ser bancos ofrecen determinados servicios. Ahora, para cumplir con la directiva PSD2, los bancos deben permitir, con tu autorización previa, el acceso a tus datos financieros a esas empresas. La regulación las denomina TTPs (Third Party Payment Service Providers o Proveedores de Servicios de Pago) y pueden ser de dos tipos: los iniciadores de pagos y los agregadores de cuentas.

Los servicios de iniciación de pagos permitirán a cualquier comercio o, incluso, Facebook, Apple, Amazon o Google a hacer pagos en tu nombre, como una transferencia. Esto significa que la transacción entre el banco y el negocio será directa y no necesitará de intermediarios como los actuales proveedores de pagos electrónicos o las plataformas tecnológicas de las tarjetas de crédito que se encargaban de cargar en tu cuenta el importe gastado.

Los servicios de información de cuentas, en cambio, podrán recopilar todos tus datos bancarios en un solo lugar y ofrecerte, así, novedosos servicios para gestionar mejor tus finanzas. Por ejemplo, informarte en qué te gastas la nómina, avisarte de que estás pagando mucho por el internet en el móvil, recomendarte productos más afines a tu perfil…

Para que todo esto funcione los bancos deberán poner a disposición de estas empresas sus APIs (Interfaz de Programación de Aplicaciones) que no son otra cosa que un conjunto de protocolos informáticos para interactuar entre sí y que les dará acceso a tus cuentas con tu aprobación.

Los cambios que trae la directiva PSD2 en ningún caso suponen menos seguridad. Todo lo contrario. La normativa obliga a tu banco y a las otras entidades a garantizar que tu dinero no caiga en malas manos al realizar, por ejemplo, pagos electrónicos. De hecho, para la mayoría de estas transacciones se necesitará una “autenticación reforzada del cliente” (SCA, por sus siglas en inglés) que puede incluir una contraseña, un PIN, una tarjeta de débito, la huella dactilar o el escaneo del iris.

En definitiva, gracias a la PSD2 tendrás más posibilidades de elección a la hora de usar los servicios financieros, tu dinero estará más seguro y el aumento de competidores provocará una reducción de tarifas y comisiones.  La innovación que aporta al sector te ayudará, también, a utilizar tus ahorros de forma más creativa.

Pibank con Apple Pay.

Saber más