¿El alquiler con opción a compra es una buena idea?

20 marzo 2019

13

el alquiler con opción a compra

Si estás pensando en tu próximo hogar es posible que hayas pensando en la popular fórmula del alquiler con opción a compra. Seguro que tienes un montón de dudas sobre si esta fórmula te conviene, si es rentable, cómo funciona o si es la mejor decisión para ti. Entendemos tu situación, así que hemos elaborado esta breve guía para darte el apoyo que necesitas.

El alquiler con opción a compra es una opción cada vez más extendida en el mercado inmobiliario español. Tanto para los jóvenes que no tienen claro dónde van a desarrollar su carrera profesional y quizá no quieren comprometerse con una hipoteca demasiado pronto, como para cualquier otra persona que tiene claro que quiere comprarse un hogar pero no se ha decidido por completo.

¿En qué consiste el alquiler con opción a compra? Es una fórmula mixta que te permite vivir como inquilino en una vivienda en alquiler durante un tiempo acordado con tu arrendador. Transcurrido ese plazo, obtienes el derecho a comprar la casa o el piso con un beneficio: el dinero que hayas pagado hasta ahora por el alquiler se descuenta del precio del inmueble.

¿Qué es alquiler con opción de compra?

El alquiler con derecho a compra se materializa en un contrato doble o compuesto por dos contratos: uno de alquiler y otro de compraventa. La jurisprudencia determina que el primero incluye un precontrato en el que una parte concede a la otra la facultad de decidir sobre la celebración o no del segundo contrato, el de compraventa.

“Te permite vivir como inquilino en una vivienda en alquiler durante un tiempo. Transcurrido ese plazo, obtienes el derecho a comprar la casa”

Este tipo de acuerdos no tienen porqué implicar una cuota mensual más cara que un alquiler normal, aunque suele venir acompañado de un desembolso inicial en concepto de prima por la opción de compra que es mayor que una fianza al uso.

Por eso es recomendable que antes de firmar el contrato hayas estudiado bien todas las cláusulas y hecho tus cálculos sobre tu capacidad financiera presente y futura. De esta manera, no tendrás sobresaltos cuando llegue el momento de pagar el precio de compra o de pedir una hipoteca para comprar tu hogar.

Por cierto, los pisos en alquiler con opción de compra cuentan con un contrato atípico que no está contemplado por la Ley ni aparece en el Código Civil, aunque está aceptado y reconocido en el Reglamento Hipotecarios y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Otra razón para que lo analices con detalle.

Ventajas del alquiler con opción a compra

La principal ventaja del alquiler con derecho a compra es que puedes invertir el dinero de tus mensualidades en la posible adquisición de tu hogar. En un alquiler tradicional solo destinas el dinero en el alojamiento temporal, sin ningún otro derecho.

Un extra de este tipo de contrato: tendrás la compra asegurada siempre que decidas ejercer tu derecho.

“La principal ventaja del alquiler con derecho a compra es que puedes invertir el dinero de tus mensualidades en la posible adquisición de tu hogar”

Otra ventaja destacable que quizá no hayas pensado es que, cuando llega el esperado momento de la compra, ya has pagado una parte del precio de la vivienda. En consecuencia, el precio final del inmueble será inferior y tendrás más facilidad para conseguir una hipoteca con la que financiar la adquisición. Además, el banco ya tendrá tus datos de solvencia, así que será más fácil que te la concedan.

Una última ventaja es circunstancial. Como el precio de compraventa suele estar congelado en el contrato, si los precios de la vivienda suben durante el tiempo que pases en alquiler, conseguirás un inmueble por un precio inferior al del mercado.

Desventajas del alquiler con opción a compra

En el otro extremo, el alquiler con opción de compra tiene dos desventajas que debes considerar. La primera es circunstancial y es la otra cara de la moneda de la última ventaja: que el precio de compraventa suele estar congelado en el contrato. Por lo tanto, si el precio de la vivienda baja en España, cuando ejecutes tu opción comprarás una casa por más dinero de lo que vale.

La segunda desventaja es que perderás la prima de opción de compra si al final del contrato de alquiler decides no comprar la casa por la razón que sea. Esta cantidad puede ser importante, así que considera bien tus opciones.

En resumen, estudia tu situación financiera presente y tus expectativas de futuro, además de las ventajas y desventajas de esta fórmula. Así tendrás tus opciones más claras y podrás tomar la decisión que más te conviene.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más