Descubre si puedes pedir una deducción por alquiler de la vivienda habitual

15 enero 2019

65

deducción por alquiler de la vivienda habitual

Cuando se acerca el plazo de presentar la declaración de la renta suelen surgir dudas razonables. Una muy común es cómo pedir una deducción por alquiler de la vivienda habitual. ¿Qué requisitos debes cumplir? ¿Quién se puede beneficiar? En esta entrada respondemos a estas y otras preguntas relacionadas.

Recuerda que toda persona que haya vivido en España durante un año fiscal tiene la obligación de presentar la declaración de la renta siempre que supere las rentas mínimas que se establecen cada año.

La declaración se presenta de forma anual entre los meses de abril y junio del ejercicio siguiente. Por ejemplo, tus rentas de 2018 las declaras entre abril y junio de 2019 presentando el modelo correspondiente.

Una deducción por alquiler de la vivienda habitual es un beneficio fiscal que te permite pagar menos impuestos en tu declaración. Dicho de otra manera, es una cantidad de dinero concreta que se resta a la cuota íntegra de impuestos que tienes que pagar según los cálculos de tu declaración.

Para que nos entendamos, supongamos que la cuota íntegra de tu declaración de la renta asciende a 500€. Ahora bien, tienes derecho a una deducción por alquiler de la vivienda habitual de 1.500€. En consecuencia (y simplificando un poco el proceso), el resultado de tu declaración sería de 1.000€ a tu favor.

“Una deducción por alquiler de la vivienda habitual es un beneficio fiscal que te permite pagar menos impuestos en tu declaración”

¿Quién puede pedir una deducción por alquiler de vivienda habitual?

Las deducciones suelen estar vinculadas a decisiones políticas para fomentar comportamientos sociales como la maternidad, la rehabilitación de viviendas habituales o el mecenazgo, entre otros.

Por esta razón, la deducción por alquiler de la vivienda habitual es una medida transitoria a la que solo tienen derecho los alquileres firmados antes del 1 de enero de 2015. Si firmaste tu contrato antes de esta fecha, puedes acceder al beneficio fiscal. En caso contrario, olvídate.

Citando a la Agencia Tributaria, “la suscripción de un nuevo contrato de arrendamiento sobre la misma vivienda habitual a la finalización del contrato inicial o para modificar las condiciones pactadas, entre otras, el precio del alquiler” se consideran como una continuación y no un cambio de contrato. En resumen, no importa la cantidad de veces que tu contrato de alquiler se haya ampliado o modificado.

“Solo tienen derecho los alquileres firmados antes del 1 de enero de 2015”

¿Cuál es el máximo que puedo deducirme por el alquiler de vivienda habitual?

Puedes deducirte un 10% de tu alquiler hasta un máximo de 9.040€ anuales si tu base imponible (la cantidad sobre la que se calcula cuántos impuestos pagas) es menor o igual a 17.707,20€ al año. Por encima de esta cantidad, el cálculo se realiza conforme a una fórmula de la Agencia Tributaria que puedes consultar en el enlace que compartimos contigo un poco más arriba.

Si no te puedes beneficiar de esta ventaja por el alquiler de una vivienda habitual quizá deberías pensar en comprarte la casa de tus sueños. Echa un vistazo a la Hipoteca Pibank. Una hipoteca a tipo variable sin comisiones, ninguna. Ni de apertura, ni de estudio y sin compensación por desistimiento parcial o total. Y para descomplicarte aún más, sin gastos y sin ataduras, porque en Pibank no te obligamos ni a domiciliar tu nómina ni a contratar los seguros con nosotros.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más