Cómo cambiar de banco y no morir en el intento

21 agosto 2018

16

cambiar de banco

¿Te has planteado cambiar de banco alguna vez? ¿Te han hecho creer que es un trámite burocrático y complejo? Quizá pienses que te pondrán pegas y que vas a entrar en un proceso eterno y salpicado de problemas como cambiar de compañía eléctrica. Nada más lejos de la realidad. Hoy te contamos cómo hacerlo y no morir en el intento.

Los motivos para cambiarte de banco pueden ser muy variados: insatisfacción con la atención al cliente, falta de transparencia, comisiones excesivas, oferta de productos innecesarios, tener más cajeros a tu disposición o porque afrontas nuevas necesidades financieras. Sea cual sea tu razón, como cliente tienes derecho a elegir la entidad que quieras. La que te haga la vida más fácil o te ofrezca las mejores condiciones.

Cambiar de banco es fácil

No te preocupes: es un proceso gratuito y sencillo. La Asociación Española de Bancos (AEB) cuenta con un protocolo a seguir que te guiará en el proceso de cambiar tu cuenta. Las entidades de crédito adheridas (si está recién creada puede que todavía no tenga el protocolo en marcha) están obligadas a poner a tu disposición una información clara y completa al respecto. Además, tanto tu antiguo banco como el nuevo deben colaborar para que el cambio sea ágil y rápido.

Si quieres cambiar tu cuenta acude al nuevo banco para que se encargue de todos los trámites, como cuando haces la portabilidad de una línea de teléfono. La entidad nueva te abrirá una cuenta y pedirá a la antigua los datos de domiciliaciones y órdenes de transferencias periódicas. Puedes verificar la lista para dar tu conformidad.

“Cambiar de banco es un proceso gratuito y sencillo”

Si te preocupan las domiciliaciones del agua, el gas o el teléfono, no tienes motivo. El banco nuevo se encarga de resolver los problemas que quizá surjan durante el cambio. Eso sí, debes colaborar con ellos para completar el traslado, proporcionando toda la información que necesiten, sobre todo en lo que respecta a la prevención de blanqueo de capitales.

Recuerda que el cambio es gratuito a menos que hayas pactado algo distinto con tu banco antiguo si la cuenta ha estado abierta menos de un año.

Cambiar de banco es rápido

¿Cuánto dura el cambio? La entidad que hayas elegido tiene un plazo de siete días para hacer el traslado efectivo. Además, asumirá cualquier gasto que el cambio pueda ocasionar. Por ejemplo, si por error se hace un cargo en la cuenta antigua. Si tienes un descubierto, el proceso podría retrasarse, ya que el banco antiguo tiene derecho a mantener la cuenta abierta hasta que abones la deuda.

“La entidad que hayas elegido tiene un plazo de siete días para hacer el traslado efectivo”

 

El cambio finaliza con el cierre de la cuenta en el banco antiguo. El número de cuenta no tiene portabilidad como en el caso de las líneas de teléfono: recibirás un número nuevo que deberías comunicar a familiares y amigos para que no utilicen el antiguo.

Si estás pensando en cambiar de banco, en Pibank nos gusta hacerte la vida más fácil. Nuestra Cuenta Nómina Pibank te ofrece un 0,50% TAE desde el primer euro si tu saldo medio mensual supera los 5.000€, todos los cajeros de España y del mundo gratis y sin comisiones, ninguna. Solo tienes que domiciliar tu nómina o pensión de, al menos, 1.200€ al mes. O probarla sin domiciliar tu nómina durante tres meses.

PRÓXIMAMENTE

Pibank con Apple Pay.