Quiero cambiar de casa pero tengo hipoteca, ¿qué hago?

26 febrero 2019

67

quiero_cambiar_de_casa_pero_tengo_hipoteca

Es posible que por motivos laborales, familiares o porque, simplemente, te apetece, quieras cambiar de casa pero si la tienes hipotecada, te estarás preguntando: quiero cambiar de casa pero tengo hipoteca, ¿qué hago? No te desanimes, porque es más sencillo de lo que parece. Te lo hemos resumido en 3 posibles escenarios.

Antes de plantearte un movimiento financiero de esta magnitud debes tener claro tu objetivo y los recursos de que dispones para afrontarlo. Si quieres comprar una vivienda nueva y todavía tienes una deuda pendiente por la anterior es importante proceder con cautela porque estamos hablando de una relación con el banco que puede durar décadas.

Cambiar de casa con hipoteca, sin embargo, es más que posible. Te explicamos qué opciones tienes.

“Los expertos recomiendan que antes que eso, vendas tu vivienda actual”

Vender la vivienda actual

Comprometerse con un segundo préstamo hipotecario es una decisión de mucha relevancia financiera para una familia. Los expertos recomiendan que antes que eso, vendas tu vivienda actual. Y con la cantidad que consigas compres la que quieres para el futuro.

Debes ser firme durante la venta para evitar las prisas y malvender tu casa actual. Es normal que quieras estar en tu nuevo hogar cuanto antes, pero no pierdas la oportunidad de conseguir un buen precio por las prisas.

También puede pasarte lo contrario, que no consigas venderla a tiempo y que el inmueble que querías ya se haya vendido. No te preocupes, lo importante es tener paciencia para no tomar la decisión incorrecta.

Pedir una hipoteca nueva

Si quieres cambiar de casa con hipoteca también puedes optar por pedir un préstamo nuevo al banco.  Esta opción solo es recomendable si tienes la solvencia financiera necesaria. Una hipoteca es un compromiso a muy largo plazo.

Recuerda que el escenario ideal para estar tranquilo respecto a los impagos es que la suma de las dos hipotecas no supere el 40% de los ingresos de la persona que más gana en la unidad familiar. Por ejemplo, si tu pareja es la que más gana y tiene una nómina de 3.000€ mensuales, ambas hipotecas no deberían superar los 1.200€.

“Si quieres cambiar de casa con hipoteca también puedes optar por pedir un préstamo nuevo al banco”

Pedir una hipoteca puente

Algunas entidades bancarias te ofrecen la llamada hipoteca puente. Si tengo una hipoteca y quiero cambiar de casa cuanto antes es una buena opción. Es un tipo de préstamo que te permite acceder a una financiación temporal hasta que consigas vender la vivienda que tienes en propiedad. Así puedes mudarte a tu nuevo hogar mientras encuentras un comprador para la casa antigua.

Sea cual sea tu opción, si estás pensando en mudarte al hogar de tus sueños, deberías echar un vistazo a nuestra Hipoteca Pibank. Una hipoteca a tipo variable, sin comisiones ni compensación por desistimiento; sin gastos en Pibank porque nos hacemos cargo de los gatos de hipoteca, incluida la tasación; y sin ataduras, porque no te obligamos a nada, ni siquiera a domiciliar tu nómina o a contratar seguros con nosotros.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más