Casas contenedor: ¿una opción para vivir?

9 enero 2020

61

Casacontenedor_1

Cada vez se descubren nuevas formas de disfrutar de un hogar más allá de la tradicional vivienda unifamiliar a las afueras, el apartamento en la ciudad o la casa en la playa. Una tendencia que está ganando adeptos, pese a sus controversias, es habitar en casas contenedor. Como lo lees, contenedores marítimos transformados en hogares. ¿Son, realmente, una opción para vivir?

Las casas prefabricadas con contenedores son una opción interesante para el que busca un sitio en el que vivir relativamente barato, sostenible, con un diseño diferente y tiene prisas por conseguirlo. El mercado es amplio y las soluciones habitacionales con contenedores tienen cada vez más atención por parte de los estudios de arquitectura. 

¿Cuál fue el origen de las casas contenedor como una opción para vivir? Extender la vida útil de los contenedores. Por si no lo sabes, este modo de transporte de mercancías se puede utilizar un máximo de 12 años. Es muy poco tiempo para una estructura de acero que aguanta pesos de casi 30 toneladas. 

En 2005, la empresa holandesa Tempohousing fabricó el barrio de Keetwonen en Amsterdam con contenedores marítimos. Una zona concebida para estudiantes y que supuso el lanzamiento de este nuevo concepto inmobiliario ahora extendido a muchos países.

“Como vivienda, cuenta con la ventaja de estar fabricada con un material muy durable”

Su introducción en España está siendo un poco lenta. En Canadá y Estados Unidos las viviendas prefabricadas son habituales desde finales del siglo pasado, y más tarde se popularizaron en Inglaterra y Francia. En España, sin embargo, se relacionaban con los barracones para los obreros y para alojar aulas de colegios temporalmente. 

Casas contenedor: casi ecológicas

En cualquier caso, darle una segunda vida a los contenedores marítimos y transformarlos en otra cosa no solo es una prioridad ambiental para evitar que se desechen miles de ejemplares al año. También es una forma de rentabilizarlos durante más tiempo. Como vivienda, cuenta con la ventaja de estar fabricada con un material muy durable.

De todas maneras, es importante que tengas claro que una casa contenedor no es una vivienda ecológica en el pleno sentido de la palabra, porque no utiliza recursos del lugar en el que se construye ni materiales reciclados o reciclables. Simplemente, aprovecha un desecho. Por cierto, existen dos tipos de contenedores: los de 12 metros y los de 6 metros.

“Una casa contenedor no es una vivienda ecológica en el pleno sentido de la palabra”

La velocidad de construcción es una de las principales ventajas de los hogares en contenedores. Mientras que el proyecto de una vivienda unifamiliar puede tardar entre seis meses y un año, una casa fabricada en un contenedor puede estar lista entre 1 y 3 meses. Realmente no hay que construirlas, solo acondicionar el terreno y el contenedor en sí para que sea habitable. 

El precio de este tipo de hogares es otra de sus ventajas. Aunque depende mucho del tamaño, las calidades, los revestimientos y el diseño del interior, una casa que cumpla con las licencias habituales y el Código Técnico de Edificación puede costar alrededor de 600€ por metro cuadrado, como este ejemplo de MovingHome. Por comparar: el precio del metro cuadrado de vivienda en la Comunidad de Madrid fue de 2.610€ según los datos del Ayuntamiento

Con esta diferencia de precios es normal que las casas contenedor hayan llamado la atención de los compradores. Y tú, ¿estás pensando en mudarte a una de estas viviendas? Comparte ahora en redes sociales y comenta esta opción con tus amigos y familiares. 

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más