¿Cuánto cuesta sacar dinero en el extranjero?

9 mayo 2018

13

sacar dinero en el extranjero

Estudio, trabajo, vacaciones… Son muchos los motivos que pueden llevarte a subir a un avión y salir fuera de España. Sea cual sea la razón, además de hacer la maleta, hay algo por lo que tienes que preocuparte cuando estés de viaje: cómo evitar perder dinero debido a las comisiones por sacar dinero en el extranjero y por los pagos que realices.

Pagar con tarjeta en casi cualquier comercio y acceder a la red de cajeros que hay repartida por todo el mundo supone una gran comodidad, pero tiene un coste. Para empezar, tu banco puede cobrarte dos tipos de comisiones para acceder a tu dinero desde el extranjero:

        1.- Una comisión por el uso de tu tarjeta fuera de la red nacional de cajeros.

        2.- Una comisión por el cambio de moneda en el caso de que compres o saques dinero del cajero en un país fuera de la zona euro.

¿Se puede hacer algo para evitarlas? Poca cosa. No muchos bancos están dispuestos a negociar este tipo de comisiones de forma individual. Por eso, lo mejor es que busques con tiempo abrir una cuenta en un banco que te ofrezca la posibilidad de sacar dinero en el extranjero sin comisiones o con el menor coste posible.

“Los bancos cobran hasta dos tipos de comisiones por el uso de tu dinero en el extranjero”

¡Ojo con el tipo de cambio y alguna otra ‘sorpresa’!

Aun así, ¿puedes fiarte? No del todo. Aunque algunos bancos te digan que no te cobran ni por usar tu tarjeta en el extranjero ni por el cambio de moneda, cabe la posibilidad de que “escondan” esta última comisión aplicando un tipo de cambio ventajoso para ellos y nada divertido para ti. ¿Cómo puedes saberlo? Muy sencillo. Pregúntales qué tipo de cambio de moneda aplican tanto para retiros de dinero en cajeros como para compras en comercios. Si aplican el tipo de cambio que establece Visa o Mastercard puedes estar tranquilo, pero si no…  

Hay otra comisión que debes tomar en cuenta, la llamada surcharge fee o access fee. Es un recargo que la entidad propietaria del cajero puede cobrar a los usuarios que no son sus clientes por su uso. Aunque no todas lo hacen, al ser una comisión que escapa por completo al control de tu banco, lo única opción que tienes es buscar otro cajero que no la cobre, salvo si eres cliente de Pibank. Aunque para nosotros suponga un coste, estamos dispuestos a abonarte la cantidad que te tocó pagar. Así no tienes que preocuparte por nada.