Lo que no sabías sobre la evolución de la mujer en el mercado laboral español

19 noviembre 2019

54

evolucion_mujer_mercado_laboral

¿Sabías que en España existen 9 millones de mujeres trabajadoras en 2019? ¿Y que eso supone un 46% de la población con empleo? ¿Y que el número de trabajadoras cotizando aumenta cada año? Para entender mejor esta situación presente es necesario echar un vistazo a la evolución de la mujer en el mercado laboral español. 

Antes de nada, compartimos contigo un poco más de información para que entres en contexto. Actualmente en España, existen 23 millones de personas aptas para trabajar, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE). En este contexto, un 35% de las mujeres menores de 25 años carece de un empleo, frente a un 30% de varones. Hasta los 54 años, un 14,7% de las ciudadanas está sin trabajo, frente a un 11% de ciudadanos.

“Las mujeres de menos de 25 años han disminuido su presencia en el mercado laboral por una sencilla razón: son las que más estudian”

A pesar de la precisión de esta radiografía, no siempre hemos tenido datos sobre la mujer en el mercado laboral español. Antes de la llegada de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, no existían medidas efectivas para estudiar la situación de ambos géneros en todas las esferas políticas y sociales, incluyendo empleo, condiciones de trabajo o salarios. 

Evolución de la mujer en el mercado laboral español

A principios de 2008, 20,6 millones de personas tenían trabajo en España. Un 41,7% eran mujeres. A mediados de 2019, este porcentaje aumenta hasta el 46%. El incremento de la población activa femenina es patente a partir de los años 80 y desde entonces muestra una tendencia ascendente, a pesar de las recesiones económicas de los años ochenta y noventa, según el estudio La situación de las mujeres en el mercado de trabajo español

 La mayor presencia femenina en el mundo laboral no es un fenómeno que haya afectado por igual a todos los grupos de mujeres, ni a la actividad, ni el empleo, ni el paro han evolucionado de la misma manera para todas. Ciertas características como la edad, el nivel de estudios o la situación familiar son claves para entender la desigual repercusión.

“Cerca de 300.000 mujeres tienen su propia empresa”

Por ejemplo, las mujeres de menos de 25 años han disminuido su presencia en el mercado laboral por una sencilla razón: son las que más estudian. De hecho, existen más matriculadas en estudios de grado y superan a los hombres entre los titulados. Alrededor de un 55% de universitarios son mujeres y 6 de cada 10 nuevas personas graduadas son de género femenino.

Sin embargo, hace treinta años, la tasa de actividad más alta era en las mujeres de entre 20 y 24 años. Eran profesionales no tituladas en empleos de baja cualificación. A partir de esa edad y con la llegada del matrimonio y los hijos, una proporción importante de mujeres optaba por retirarse, un dato importante para entender la evolución de la mujer en el mercado laboral español. A cierre de 2018, un 68,5% de las mujeres españolas de entre 25 y 54 años tenía un empleo, según la EPA.

Por sectores de actividad, la mayoría de las ciudadanas en la actualidad trabajan en la administración pública, la educación y la sanidad: casi un 35%, según el artículo La mujer en el mercado laboral español de la revista Economía Española y Protección Social. Un 25,8% de las trabajadoras se dedica al comercio y la hostelería, con casi un 14% dedicadas a las finanzas, los seguros y las inmobiliarias. 

Esta situación no siempre ha sido así. Por ejemplo, 7,46 millones de mujeres se dedicaban al sector servicios en 2008. Diez años más tarde, las mujeres dedicadas a los servicios han aumentado un 4,56%, y ayudan cada vez menos en el negocio familiar y tienen su propio empleo. 

Sin embargo, ellas se atreven menos a trabajar por cuenta propia: solo un 11,8% de todas las mujeres trabajadoras son autónomas en la actualidad. Diez años atrás, un 12,3% emprendía por su cuenta. Un dato positivo, en cambio: cerca de 300.000 mujeres tienen su propia empresa y emplean a terceros a día de hoy, 50.000 más que en 2008. 

La mujer en el mercado laboral español: diferencia salarial

La diferencia salarial entre hombres y mujeres se ha reducido durante las dos últimas décadas en todos los países industrializados. No obstante, su existencia y perdurabilidad caracteriza a la mayoría de los mercados de trabajo, incluido el español, según el informe Mujeres y mercado laboral en España

Si bien una parte de esta diferencia tiene que ver con las características productivas de ambos géneros y la experiencia profesional, la mayor parte de esta diferencia tiene que ver con que las mujeres están concentradas en ocupaciones con una remuneración media menor. 

Aunque no lo parezca, la tendencia está cambiando en los últimos años y la brecha salarial se hace cada vez mayor. Las mujeres ganan menos que los hombres y, en la vejez, son más pobres. De media, las trabajadoras cobran 4.745€ menos que ellos, un 30% menos que los compañeros masculinos, según publica El Mundo. La diferencia entre las pensiones de jubilación es del 37%.

Esperamos que gracias a esta entrada conozcas mejor la evolución de la mujer en el mercado laboral español. Si crees que puede ser de utilidad a otras personas, ¿por qué no compartes en las redes sociales?

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más