Y la banca dio la bienvenida a la mujer por primera vez en España

7 mayo 2018

58

derecho de la mujer a la banca_ (2)

No todos han tenido siempre la misma facilidad para abrir una cuenta en el banco. Lo que ahora nos parece muy fácil hasta hace no mucho era algo impensable para las mujeres. Un día la igualdad llegó, también, a la banca. Y, esta es su historia.

Hubo un tiempo en el que la ley establecía estos requisitos para abrir una cuenta: ser hombre, mayor de dieciocho años y tener el documento de nacionalidad en vigor. Que una mujer pudiese ir a una entidad bancaria y hacer este trámite era una utopía hace tan solo cuarenta años.

La aprobación de la Ley 14/1975 del 2 de mayo, que abordaba la reforma de determinados artículos del Código Civil y del Código de Comercio sobre la situación jurídica de la mujer casada y los derechos y deberes de los cónyuges, permitió que la mujer accediera a algo tan simple como abrir una cuenta bancaria.

“Y a ella, por primera vez, un banco le dirige este mensaje de amistad, este tributo de admiración”. Así una famosa entidad financiera daba la bienvenida a la mujer a mediados de la década de los setenta. Toda una revolución.

"La mujer en España tuvo que esperar hasta 1975 para abrir una cuenta sin el permiso de su marido, en igualdad de condiciones"

Una banca igualitaria para todos

Con este cambio legislativo, la mujer ya no necesitaba el permiso y la autorización de su marido, padre o tutor para ir al banco y abrir una cuenta, firmar un contrato, tener una casa en propiedad o regentar un negocio.

La mujer conseguía, así, estar en igualdad de condiciones que el hombre a la hora de acceder a servicios bancarios. Todo un cambio de paradigma para el sector financiero al que se le abría un gran abanico de oportunidades para atender a sus nuevas clientas.

Abrir una cuenta bancaria es ahora más fácil para todos. ¿Qué necesitamos para hacerlo en Pibank? Ser mayor de 18 años, residir en España, tener el DNI en vigor y domiciliar la nómina.

Pibank con Apple Pay.

Saber más