¿En qué consiste la moratoria de hipotecas por el coronavirus?

24 abril 2020

43

Moratoria-hipotecas

El paquete de medidas para frenar la expansión del coronavirus entre la población va más allá del confinamiento voluntario y el teletrabajo para quien pueda hacerlo. Los decretos posteriores al Estado de Alarma decretado por el Gobierno el 14 de marzo, que definen las acciones concretas, han puesto sobre la mesa soluciones económicas como una moratoria de hipotecas. ¿Qué es y en qué consiste?

Las consecuencias inmediatas de la falta de libertad de movimientos y del parón de la economía decretados por el Gobierno son evidentes: el poder adquisitivo de las familias españolas afronta la incertidumbre a corto y medio plazo. En esta situación, ¿cómo pagar la hipoteca? ¿Se puede hacer algo? 

La moratoria de la deuda hipotecaria es una herramienta para las familias cuyos ingresos se han visto reducidos de forma drástica a consecuencia del Estado de Alarma publicado en el Real Decreto 463/2020 para que puedan afrontar la devolución deuda. Por cierto, una moratoria es un aplazamiento en el pago. 

Son más hogares afectados de los que pensamos. España registró casi 900.000 afiliados menos a la Seguridad Social en marzo, hasta un total de 18,4 millones. El paro aumentó en 302.265 desempleados, según los datos del Ministerio de Trabajo. Más los 620.000 ciudadanos afectados por ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo).

“Solo pueden acogerse los hogares que «padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis»”

¿Sobre qué préstamos se puede pedir la moratoria?

La moratoria de hipotecas quedó definida en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. Solo pueden acogerse los hogares que «padecen extraordinarias dificultades para atender su pago como consecuencia de la crisis».. 

Para solicitar la moratoria debes cumplir con una serie de requisitos. En primer lugar, que tu préstamo sea para la compra de un inmueble dentro de las siguientes categorías: 

  1. Vivienda habitual.
  2. Para la actividad económica de empresas y profesionales.
  3. De vivienda distinta a la habitual en situación de alquiler si el propietario ha dejado de recibir la renta desde la entrada en vigor del Estado de Alarma.

Dicho de otro modo, la moratoria no se aplica a segundas residencias como la casa de campo, en la playa o en las inversiones inmobiliarias. Por cierto, también se pueden acoger a la moratoria los avalistas del deudor principal.

“Para solicitar la moratoria hipotecaria tienes que acudir a tu banco y acreditar los requisitos de acceso”

Moratoria de hipotecas: ¿quién puede pedirla?

Esto en cuanto a la naturaleza del préstamo, pero la letra pequeña de quién puede solicitar la moratoria tiene que ver con la definición de personas «en situación de vulnerabilidad económica» del decreto. Si quieres beneficiarte del aplazamiento del pago de tu hipoteca debes cumplir con los siguientes 4 requisitos:

  1. Haber perdido tu empleo a consecuencia de las medidas del Estado de Alarma. O si eres empresario o autónomo, que tus ingresos se hayan visto reducidos de forma sustancial: al menos, un 40%.
  2. Que los ingresos de tu unidad familiar no superen, en el mes anterior a pedir la moratoria, el límite de 3 veces el IPREM de 2020, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples fijado por el Ministerio de Trabajo en 537,84€ al mes. Traducido, que tu familia no ingrese más de 1.613,52€ brutos al mes si no tienes hijos. En caso de tenerlos, el límite aumenta en 0,1 veces el IPREM por cada descendiente. Por ejemplo, 1.774,84€ para un hijo o 2.097,57€ para tres hijos. Este mismo incremento se aplica a las personas mayores de 65 años a cargo de la familia.  
  3. Que la cuota mensual de tu hipoteca, más los gastos y suministros básicos, sea igual o supere al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar. Por ejemplo, si ganas al mes 1.200€ y la hipoteca más gastos supera los 420€. Por ciertos, los suministros básicos son la electricidad, gas o gasoil, el agua corriente, las telecomunicaciones y los pagos de la comunidad de propietarios. 
  4. Que, como consecuencia de la emergencia sanitaria, la familia sufra una alteración significativa de las circunstancias económicas en cuanto a esfuerzo de acceso a la vivienda. Dicho de otro modo, que la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

Para solicitar la moratoria hipotecaria tienes que acudir a tu banco y acreditar los requisitos de acceso. Por ejemplo, aportar el certificado del SEPE si has perdido tu empleo o de la Agencia Tributaria si eres autónomo. Más la titularidad de los bienes del inmueble, del número de personas que lo habitan y una declaración responsable sobre el cumplimiento de los requisitos de estar en situación de vulnerabilidad económica. 

Esperamos que esta entrada te haya ayudado a entender qué es la moratoria de hipotecas por el coronavirus, cómo te afecta y si puedes solicitarla. Si la información ha sido útil, ¿por qué no compartes en tus redes sociales?

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más