¿Cómo hacer una mudanza y no morir en el intento?

3 julio 2019

87

hacer una mudanza y no morir en el intento

Ya has elegido un nuevo hogar y te has mentalizado para dejar el antiguo. Estás deseando relajarte y disfrutar de la casa que tanto trabajo te ha costado encontrar. Puede que, incluso, tengas la decoración preparada… Es entonces cuando te preguntarás cómo hacer una mudanza y no morir en el intento.

Mudarse es una de las situaciones más estresantes que podemos padecer. Implica desmontar y montar una casa por completo, con toda la logística asociada. Pero también supone un cambio, una situación novedosa que genera incertidumbre. Algunas personas tienen dificultades para gestionar bien los cambios y sufren un gran agotamiento físico y cansancio emocional. 

Es normal, no te preocupes. Entendemos la situación y, por eso, queremos ayudarte. Es importante que sepas cómo hacer una mudanza ordenada para reducir al máximo las incertidumbres, los desvelos pensando en el detalle más inesperado y las preocupaciones innecesarias.

“Es importante que sepas cómo hacer una mudanza organizada para reducir al máximo las incertidumbres”

¿Cómo hacer una mudanza organizada?

La mejor manera para explicarte cómo hacer una mudanza organizada es con una serie de consejos, cómo no, ordenados. Compartimos contigo los 10 trucos más útiles. 

  • Limpieza sin piedad. Una mudanza es el mejor momento para revisar todas tus posesiones y hacer limpieza de todo aquello que realmente no necesites. A veces nos dejamos llevar por el vínculo emocional que tenemos con esa flamenca de porcelana traída de Sevilla cuando quizá no la necesitemos o no encaje en nuestro nuevo hogar. Siempre puedes preguntarte: ¿hace cuánto que no uso esto? Te ayudará a deshacerte de lo que no es necesario para ti. Y es el momento de donar a otras personas. 
  • Limpieza sin piedad de tu casa nueva. En este caso, se trata de una buena limpieza a fondo de tu nuevo hogar antes de la mudanza. Lo agradecerás cuando estés en pleno movimiento de cajas de un lado a otro. Si no te ves con fuerzas o con tiempo, siempre puedes contratar a una empresa especializada. 
  • Kit de superviviencia de mudanzas. Antes de ponerte a clasificar y guardar tus bienes crea un kit de supervivencia con lo básico para el día a día. Incluye tus cosas de aseo, un pijama y un par de mudas, los medicamentos, el cargador del móvil y objetos similares. Es más fácil si separas el kit del resto de cosas. Tendrás a mano todas las herramientas para sobrevivir sin perder la cabeza. 
  • El cofre del tesoro. Puedes llegar a sentir la mudanza como una aventura parecida a cruzar los 7 mares. Crea tu propio cofre del tesoro, donde guardarás la documentación más importante, las joyas y bienes que no querrías perder por nada en el mundo. Y tenlo localizado, a mano y cerca de tu kit de supervivencia. Evitarás ataques de nervios e incertidumbres.

“Antes de ponerte a clasificar y guardar tus bienes crea un kit de supervivencia con lo básico para el día a día”

  • Organiza tus cajas. Es recomendable primero revisar las estancias de tu antiguo hogar, puedes hacer una lista si quieres, y reparte las cajas que necesitarás para cada una en su lugar correspondiente. Por ejemplo, las cajas de libros, que son más pequeñas, al lado de las estanterías. Tenerlas organizadas te ayudará a hacerte una idea de todo lo que tienes que mover. 
  • Rotula tus cajas. No subestimes el poder de la palabra. Rotula todas las cajas con su contenido y su situación. Por ejemplo: Salón – Estantería izquierda. Utiliza un rotulador grueso y no te cortes: escribe en los lados y la parte de arriba de la caja. Es mejor por exceso que por defecto. Y siempre es bueno saber qué hay en cada embalaje. 
  • Almacén temporal. Crea un espacio en tu casa antigua en el que ir almacenando las cajas si quieres demostrar que sabes cómo hacer una mudanza organizada. Puede ser una habitación completa o un rincón del salón por el que no circules demasiado. No quieres tropezar con una caja cuando vayas al aseo de madrugada ni romperte la uña del meñique con las prisas. 
  • Has llegado a tu destino. En tu nuevo hogar es importante que dejes cada caja en el sitio que le corresponde. Facilitará el desembalado y la colocación de todos los objetos. Por ejemplo, no es buena idea dejar las cajas de libros en la cocina y los enseres para cocinar en el dormitorio principal. Recuerda que el orden es la base para hacer una mudanza sin perder la cabeza..
  • Cada cocinero tiene su especiero. Y quieres encontrar el tuyo en cuanto te hayas mudado. Es recomendable empezar por la cocina de tu nueva casa si quieres comer o prepararte un café mientras montas todo. La cocina es el corazón de un hogar, ponlo a funcionar cuanto antes.
  • Paciencia. Más que un consejo, la paciencia es una virtud que debes practicar durante toda la mudanza. Tanto para dejar tu antiguo hogar como para terminar de instalarte en el nuevo. Es mejor vestirse despacio cuando tienes prisa para no perder ninguna posesión por el camino o romper una parte de la vajilla, por ejemplo. 

Ahora que ya sabes cómo hacer una mudanza de forma organizada, te deseamos mucha suerte en el proceso. Si esta entrada te ha sido útil, siempre puedes compartirla por las redes sociales o a través de Whatsapp.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más