Operación Ventilación: quitar el mal olor de una casa cerrada

21 octubre 2019

94

OperaciónVentilación_1

¿Has estado fuera una temporada y acabas de volver a tu hogar con el olfato fino? ¿Te vas de vacaciones y te preocupa cómo olerá la casa de la playa cuando llegues? Los aromas a rancio, a humedad y a polvo son los perfumes habituales en estos casos. ¿Cómo superar este trance? Con la Operación Ventilación: 4 pasos para quitar el mal olor a casa cerrada. 

A nadie le gustan los malos olores en su hogar. Se pegan a las fosas nasales y producen un malestar que permanece contigo. ¿Sabías que el olfato es un sentido que nunca descansa a menos que estés muy constipado? Incluso cuando duermes estás olfateando y el 80% del sabor se da a través del olfato, según este artículo de Infosalus

Por eso quitar el olor a casa cerrada puede convertirse en una obsesión. Lo entendemos. Aunque cambies de estancia, aunque enchufes un ambientador eléctrico o te tapes la nariz, la sensación persiste hasta que te pongas manos a la obra y lances la Operación Ventilación. 

“¿Sabías que el olfato es un sentido que nunca descansa a menos que estés muy constipado?”

Seguro que te estás preguntando por qué aparece el olor a cerrado. Lo más normal es que tenga que ver con la falta de ventilación y la antigüedad de los muebles, aunque puede surgir un tercer factor: la humedad y la consecuente formación de moho. Analiza bien qué está pasando en casa y cuáles pueden ser las fuentes del hedor antes de empezar a quitar el mal olor a casa cerrada. 

¿Cómo quitar el mal olor de una casa cerrada?

Saber cómo quitar el mal olor de una casa cerrada es más fácil si tienes claro cómo y por dónde empezar. Queremos ayudarte con esta tarea, así que compartimos contigo los 4 pasos de la Operación Ventilación

  • Abre las puertas y las ventanas de cada estancia para crear corrientes de aire que ventilen la casa. Vacía todo el contenido de los muebles y los armarios: que no quede nada en su interior. Un par de horas de ventilación es suficiente para renovar el aire de la vivienda. 
  • El olor en los muebles debería reducirse con el paso del tiempo, pero es mejor asegurarse por completo. Prueba el remedio casero del vaso de leche. Calienta un vaso de leche y ponlo dentro del mueble o el armario durante medio día. Pasado ese tiempo, retira el vaso y coloca otro con cáscaras de naranja y clavo. Con otro medio día, puedes quitar el olor a cerrado del interior de un mueble.

 

“Saber cómo quitar el mal olor de una casa cerrada es más fácil si tienes claro cómo y por dónde empezar”

  • Mientras pones remedio al aroma en los muebles, es el momento de la fase 2 de la Operación Ventilación en el resto de la casa. Ármate con vinagre blanco y un pulverizador. Puedes rociar la habitación, repasar los muebles e, incluso, salpicar a los textiles como las cortinas. De inmediato, deja las ventanas abiertas para que el olor a vinagre se desvanezca poco a poco y se lleve consigo el mal olor. Si eres perfeccionista y quieres asegurarte la victoria, moja un paño con el vinagre blanco y frota la superficie de los muebles.
  • El limón es el remate perfecto de la Operación Ventilación. Es un gran aliado muy efectivo con olores poco intensos, los que quedan hacia el final. Llena un recipiente con zumo de limón y un poco de vinagre caliente, y déjalo en el interior de un armario o una habitación pequeña durante unas horas. Después, ventila sin piedad. Por cierto, puedes rociar estantes, puertas y puertas de armarios con una botella de spray que contenga limón.

Ahora que sabes que con la Operación Ventilación puedes quitar el olor a casa cerrada, no tienes excusa. Ponte manos a la obra y regala un hogar aromático a tu sentido del olfato. Y si esta entrada te ha resultado útil, siempre puedes compartirla en las redes sociales para ayudar a otras narices.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más