Plantas de interior: cuidados básicos para que no se te mueran en 2 días

19 septiembre 2019

33

cuidados de plantas de interior

Si estás planeando darle un toque más verde o más natural, más vivo a tu hogar, seguro que has pensado en la jardinería de interior. Es todo un universo en el que adentrarse y con el que disfrutar, pero es normal sentir algo de miedo a que las plantas se echen a perder, no encajen en la vivienda o enfermen. Para ayudarte a tener un vergel en casa compartimos contigo esta guía de plantas de interior: cuidados básicos para que no se te mueran en 2 días. 

La plantas de interior tienen una vida más complicada de lo que imaginas. Las condiciones de luz, temperatura, aire y espacio de tu casa están pensadas para ti, que tienes unas necesidades muy diferentes a las de un palo de Brasil o un helecho. Por eso, tienes que prestar mucha atención a los cuidados de las plantas de interior. 

Lo primero que debes vigilar para que las plantas no se te mueran en 2 días es que reciban suficiente luz. Lo cierto es que cada planta tiene unas necesidades distintas, pero la norma es que coloques las macetas cerca de una ventana, balcón o galería. Necesitan suficiente luminosidad como para hacer la fotosíntesis. 

Dos consejos rápidos para los cuidados de plantas de interior: por un lado, puedes moverlas de sitio cuando preveas que las hojas se van a volver amarillas o empiecen a caerse, síntoma de que necesitan más luz; por otro lado, procura que los rayos de sol no toquen nunca las hojas o se quemarán. 

Lo segundo a tener en cuenta para no convertirte en un asesino en serie de plantas es la frecuencia de riego de las macetas. Las plantas de interior, al contrario que sus parientes exteriores, necesitan un riego menos frecuente. La clave es comprobar la tierra para valorar la humedad presente. 

“La plantas de interior tienen una vida más complicada de lo que imaginas”

No riegues si no es necesario, porque puedes ahogar a la planta de interior o provocar la aparición de hongos. Incluso fomentar que se pudran las raíces. Riega desde arriba, con cuidado, mojando solo la tierra. Y comprueba el buen drenaje de la maceta que, si es de cerámica, mejor que mejor, porque transpira. 

Conseguir una temperatura adecuada y estable es el tercer elemento de los cuidados de las plantas de interior. A estas plantas no les sientan nada bien los cambios bruscos de temperatura o las corrientes de aire repentinas. Ambas cosas provocarán la caída de las hojas más rápido de lo que imaginas. 

Las plantas de interior tendrán un aspecto fantástico y estarán sanas dentro de un rango de temperaturas que suelen variar entre los 15ºC y los 26ºC. Aceptan un poco de variación entre el día y la noche y entre las estaciones, pero poco más. Ojo con los radiadores o el aire acondicionado. 

Dominando estos tres elementos tendrás un máster en plantas de interior y sus cuidados. Podrás especializarte más y aprender sobre la humedad en el ambiente, el abono y el cambio de maceta conforme la planta vaya creciendo, pero es mejor que primero te acostumbres a los cuidado básicos. 

“No riegues si no es necesario, porque puedes ahogar a la planta de interior o provocar la aparición de hongos”

Si, a pesar de todo, apuestas por menos complicaciones todavía, puedes echar un vistazo a las plantas de interior fáciles de cuidar.

Plantas de interior fáciles de cuidar

Las plantas de interior que necesitan pocos cuidados son especies todoterreno muy recomendables para empezar en el mundo de la jardinería doméstica. Compartimos contigo 4 posibilidades muy atractivas:

  1. El poto es decorativo, sencillo y alegre, con unas hojas con forma de corazón y un verde brillante. Es muy resistente e ideal para los sitios elevados como los estantes. Solo recuerda no regarlo en exceso y que no reciba luz de sol directa. 
  2. El cactus aloe vera no solo está de moda por sus propiedades curativas. Es una planta muy decorativa que necesita buena luz y poco riego. Muy dura y buena planta de interior sin flor. 
  3. El ficus benjamina es un clásico que aporta elegancia con escasa atención. Necesita luz, nunca directa, y riego moderado. Le encanta que la pulverices con frecuencia, sobre todo en verano. 
  4. Las cintas son otra planta de interior de éxito que nunca pasa de moda. Se adaptan a cualquier ambiente, crecen mucho y rápido y no deben recibir luz directa. En invierno con que riegues una vez a la semana es suficiente; en verano, cada dos o tres días.

Ya puedes empezar a decorar tu hogar como un auténtico jardinero doméstico. Esperamos que esta guía sobre plantas de interior y sus cuidados te anime a empezar con este arte. Y si te ha gustado, ¿por qué no compartes en las redes sociales y comentas con tus amigos o familiares?

 

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más