¿Conoces los tipos de contrato de trabajo que existen en España?

20 noviembre 2018

57

modalidades de contratos de trabajo

Un contrato de trabajo es el acuerdo, por escrito o de palabra, entre un empresario y un trabajador. El empleado se obliga a prestar ciertos servicios para el empresario a cambio de un salario. Suena sencillo, pero no lo es tanto. En España, existe una amplísima variedad de tipos de contrato de trabajo. Y para que no te pierdas en esta jungla laboral compartimos contigo los más importantes.

La legislación laboral española establece cuatro tipos de contrato de trabajo, aunque cada uno tiene sus categorías propias. Seguro que has oído hablar de la mayoría pero, para despejar dudas, entramos en detalles.

Contrato indefinido

El tipo de contrato indefinido establece una relación laboral sin límite de tiempo. Dicho de otro modo, tiene una fecha de inicio pero no una fecha final de prestación del servicio por parte del trabajador. Puede ser a jornada completa, parcial o fijo discontinuo (el empleo es fijo pero el servicio intermitente en el tiempo).

Ten en cuenta que tener un contrato indefinido no es sinónimo de un puesto de trabajo asegurado de por vida. De hecho, un 40% de los indefinidos no sobrevive a un año de duración, según una noticia publicada en El País.

“La legislación laboral española establece cuatro tipos de contrato laboral, aunque cada uno tiene sus categorías propias”

tipos de contrato de trabajo

“Tener un contrato indefinido no es sinónimo de un puesto de trabajo asegurado de por vida”

Existen 19 clases de contrato laboral indefinido. Por ejemplo, para personas con discapacidad, de apoyo a los emprendedores, para trabajadores en situación de exclusión, para alta dirección o para penados en instituciones penitenciarias, entre otras muchas variedades.

Contrato temporal

Este tipo de contrato de trabajo fija una relación laboral por un tiempo determinado. Por ejemplo, para prestar un servicio durante 6 meses. Puede ser a jornada completa o parcial. Un 26,8% de los asalariados en España tiene un contrato de trabajo temporal, según informa El Mundo. Además, los profesional con un contrato eventual cobran de media un 33,4% menos que sus compañeros fijos.

Existe una gran cantidad de clases de contrato laboral temporal, exactamente 24. Es posible que te suene el ejemplo por obra y servicio determinado, el eventual por circunstancias de la producción, de interinidad, temporal incentivado, de relevo o de jubilación parcial, entre otros muchos.

Contrato para la formación y el aprendizaje

El contrato para la formación y el aprendizaje tiene el objetivo de conseguir la cualificación profesional de jóvenes que combinan una actividad laboral retribuida con una formación profesional oficial. Este tipo de contrato de trabajo tiene una duración entre uno y tres años, y se puede celebrar con trabajadores de entre 16 y 25 años. La retribución es proporcional al tiempo de trabajo efectivo, según el convenio colectivo y nunca por debajo de la parte que corresponda del salario mínimo interprofesional.

Contrato en prácticas

El objetivo del contrato en prácticas es que el trabajador adquiera experiencia profesional relacionada con los estudios que ha cursado. Para realizar este contrato no deben pasar más de cinco años desde que el trabajador termine sus estudios. Además, la duración de este contrato no puede ser inferior a seis meses ni superior a dos años. Al finalizar el contrato no se puede concertar un nuevo periodo de prueba y cuenta a efectos de antigüedad.

Si quieres más detalles sobre estos cuatro tipos de contrato o sus múltiples variantes, puedes echar un vistazo al Portal Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Pibank con Apple Pay.

Saber más