¿Qué es la inflación y cómo me afecta?

6 agosto 2018

62

que es la inflación

Cada vez que leemos una noticia sobre la subida de los precios o cuando el Banco Central Europeo (BCE) lanza sus previsiones, nos surgen dos preguntas: ¿Qué es la inflación? ¿Cómo me afecta? La respuesta es compleja, pero podemos simplificarla para que se entienda con facilidad.

La inflación es el aumento generalizado de los precios durante un periodo de tiempo, generalmente un año. Dicho de otra forma, sirve para evaluar los cambios en el coste de la vida. Un economista añadiría que, cuando los precios suben, disminuye el poder adquisitivo de las personas, como te explicaremos en detalle más adelante.

El principal indicador de la inflación en España es el Índice de Precios del Consumo (IPC), aunque existen otros más técnicos. El IPC valora los precios de un conjunto de bienes y servicios que utilizamos en nuestro día a día.

Para elaborar este índice, el Instituto Nacional de Estadística (INE) analiza cerca de 220.000 precios de 479 artículos. Esta información la obtiene de unos 29.000 establecimientos. Así determina los cambios en los precios de la cesta de la compra. El IPC se expresa en un porcentaje y puede ser positivo (incremento de precios) o negativo (bajada de precios). Se publica cada mes e indica, de forma aproximada, qué es la inflación.

“La inflación es el aumento generalizado de los precios durante un periodo de tiempo, generalmente un año”

en qué consiste la inflación

Los efectos de la inflación

A más inflación, menos ahorro porque cuesta más dinero comprar. Por ejemplo, con un aumento del 10%, el precio de un desayuno de 3€ subiría a 3,3€. Es un factor a tener en cuenta al considerar qué es la inflación.

La mayoría de las teorías económicas están a favor de una inflación baja y estable. De hecho, el principal objetivo del Banco Central Europeo es mantener la estabilidad de los precios en la zona euro: vigila que no suban demasiado y establece un objetivo inferior al 2% a medio plazo. Para conseguirlo aplica políticas monetarias, como fijar unos tipos de interés bajos en las operaciones de inyección de liquidez a la banca.

Cuando la inflación sigue este rumbo se considera moderada. Nuestro dinero no pierde su valor de forma alarmante como ocurre en los escenarios de inflación galopante con aumentos de dos o tres dígitos que provoca grandes desequilibrios en la economía de un país.

“El principal objetivo del Banco Central Europeo es mantener la estabilidad de los precios en la zona euro”

Lo cierto es que, cuando hablamos de inflación, es imposible no pensar en cómo afecta a nuestro salario. En España, durante la recuperación económica, los precios de la cesta de la compra aumentaron un 1,57% en 2016 y un 1,11% en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística. Los salarios, en cambio, aumentaron solo un 0,22% en 2016. Y aunque el INE aún no publica los datos relativos a las ganancias de los trabajadores de 2017, las previsiones ya apuntan a que no serán superiores a la inflación. Es una realidad, el coste de la vida aumenta por encima de los ingresos de las familias.

Una buena forma de contener los efectos de la inflación es depositar tus ahorros en una cuenta nómina remunerada, como la  Cuenta Nómina Pibank, que te ofrece una rentabilidad de 0,50% TAE desde el primer euro si tu saldo medio mensual supera los 5.000€. Así el impacto de una inflación del 1,1% generalizada se reduciría al 0,61%. Un beneficio a considerar cuando busques la mejor alternativa para depositar tu dinero.

Pibank con Apple Pay.

Saber más