¿Qué es la Renta Básica Universal? ¿Es una solución a la automatización de los empleos?

5 julio 2018

27

Renta básica universal

La renta básica universal es uno de los conceptos de los que más se está hablando con la llegada de la automatización de muchos puestos de trabajo y la desaparición de muchos otros. ¿Sabes en realidad en qué consiste?

La preocupación ante la “amenaza” de la máquina como sustitutiva de la mano de obra humana ha existido en distintas épocas de la historia, durante los últimos años el debate ha recobrado intensidad ante la nueva “revolución industrial” en la que estamos inmersos, donde los robots están dispuestos a asumir el protagonismo.

Muchos sectores están viviendo una profunda transformación digital, incluso la banca no se salva y es testigo de la irrupción del fintech, aunque la automatización está más consolidada en otras industrias, como sucede por ejemplo con la del automóvil. Sin embargo, el impacto de la Inteligencia Artificial no será significativo hasta la década de 2030, según un informe de PwC. Entonces uno de cada tres empleos los realizará una máquina.

 

Robots y algoritmos: la fuerza laboral del futuro

Los robots se encargarán de tareas rutinarias, administrativas, de escaso valor añadido. Esto significa que un buen programa informático será capaz de eliminar miles de puestos de trabajo, y como consecuencia, expulsará a idéntico número de personas del mercado laboral que antes vivían de esa actividad, aumentando el desempleo de larga duración.

Ante este escenario previsible, una de las fórmulas que se plantean es la Renta Básica Universal. La renta básica es un ingreso que abona el Estado a todos los ciudadanos por el simple hecho de serlo, sin que tenga que cumplir ningún requisito adicional en cuanto a ingresos, patrimonio o situación laboral o familiar, como sí considera a la hora de conceder otras rentas o subsidios. Su principal objetivo es que todo el mundo pueda cubrir sus necesidades básicas.

La medida no está exenta de controversia. En opinión de sus críticos desincentivaría el trabajo, supondría un aumento de la inflación y suscita dudas sobre si el sistema público sería capaz de soportar el gasto que conlleva sin un aumento de la carga fiscal para una parte de la población. Sus defensores, en cambio, valoran sus beneficios contra la pobreza y el empleo precario o ilegal, además de mostrarse más optimistas respecto a su viabilidad financiera. Entre ellos se encuentran influyentes gurús de la nueva economía como Elon Musk, Mark Zucekberg o Bill Gates, quien además propone que los robots paguen impuestos.

"La renta básica universal puede ser una de las soluciones a las crisis de empleo que se prevén con la llegada masiva de la automatización laboral"

De Kenia a Canadá, los pioneros de la renta universal

El sistema de renta básica universal, en diferentes modalidades, se ha probado ya o se está haciendo en este momento en algunas ciudades o estados de los cinco continentes, desde Kenia hasta California. En Canadá, desde los años 50, existe una renta universal para los mayores de 65 años. Tras otros ensayos en los 70, Ontario puso en marcha otro más el pasado año.

En Europa, el caso más próximo que tenemos es el de Finlandia. En enero de 2017 se puso en marcha un programa experimental de dos años con un grupo de 2.000 desempleados, entre 25 y 58 años, a los que se concede 560 euros al mes. Al término del mismo tendremos las conclusiones. Ensayos similares se están llevando a cabo en varias localidades de Holanda, como  Utrecht; mientras que en Escocia se está diseñando un plan piloto que se pondrá en marcha próximamente. Incluso en la poderosa Francia se está hablando ya de poner en marcha una prueba en 13 regiones.

En cuanto a la renta básica universal en España, hay partidos políticos que lo han incluido en sus programas electorales. Se ha sabido también que el Ministerio de Hacienda dispone de un informe elaborado para el Instituto de Estudios Fiscales que simula los efectos que tendría la aplicación de la renta básica universal. Una de sus principales conclusiones es que no sería viable sin sustituir parte del gasto público actual

¿Será la renta básica universal la solución ante la inminente ‘invasión’ del mercado laboral de  los robots? De momento es pronto para saberlo, pero está claro que, independientemente de ideologías, cada vez son más y de mayor renombre los defensores de este modelo, mientras proliferan los ensayos en países con situaciones y economías muy diversas. De sus resultados dependerá en buena medida su aplicación en un futuro.