¿Sabes qué es una cuenta remunerada y qué es un depósito a plazo fijo?

20 junio 2018

66

cuenta-o-depósito

"Las principales diferencias entre una cuenta remunerada y un depósito a plazo fijo tienen que ver con la disponibilidad de tu dinero y la remuneración que ofrece cada producto”

Dos de los productos básicos que te ofrece un banco para sacar partido a tus ahorros suelen ser la cuenta remunerada y el depósito a plazo fijo. Pero ¿sabes en qué se diferencian? Vamos a explicarte en qué consisten para que puedas elegir el más óptimo para ti.

Las cuentas remuneradas y los depósitos a plazo fijo son los productos que mejor encajan para aquellos clientes que quieren disminuir los riesgos al máximo sin renunciar a obtener una rentabilidad.

Características y diferencias

A continuación, te explicamos las principales características y diferencias entre estos productos:

1.- La principal diferencia la encontramos en la liquidez, es decir, en la disponibilidad de tu dinero. Mientras que al contratar un depósito a plazo fijo te comprometes a no utilizar tu dinero durante un tiempo, con una cuenta remunerada puedes disponer de él en todo momento.

2.- Históricamente, los depósitos a plazo fijo ofrecían una mayor rentabilidad que las cuentas remuneradas. Esta tendencia ha cambiado en los últimos años y la rentabilidad que puedes obtener en una cuenta remunerada es mayor a la de un depósito a plazo fijo. Esto se debe a que los bancos están focalizándose en la obtención de nuevos clientes que puedan depositar mes a mes sus ingresos.

3.- Otra de las diferencias se encuentra en el límite máximo de remuneración de cada uno de estos productos. Los depósitos no suelen tener límite, mientras que las cuentas remuneradas sí lo tienen, por lo que estas quedarían en clara desventaja frente a los depósitos si tienes una cantidad elevada de dinero ahorrado.

4.-  A pesar de que cada entidad tiene sus propias reglas, lo normal es que los bancos no impongan ninguna condición para contratar un depósito a plazo fijo, mientras que para que puedas beneficiarte de las ventajas de una cuenta remunerada, pueden pedirte que domicilies tu nómina y muchas cosas más: domiciliación de recibos, uso mínimo de tus tarjetas de crédito, contratar algún seguro o contratar algún otro producto de la misma entidad.

En Pibank, para beneficiarte de las ventajas de la Cuenta Nómina Pibank, solo tienes que domiciliar tu nómina o pensión de mínimo 1.200€. Con ello disfrutarás de un 0,50% TAE desde el primer euro y sin límite si tu saldo medio mensual supera los 5.000€. Además, tendrás cajeros gratis en España y en todo el mundo. No pagarás comisiones, ninguna. Y tu dinero está siempre disponible.

Pibank con Apple Pay.

Saber más