¿Qué es un aval bancario y por qué me lo piden para alquilar una casa?

9 mayo 2019

72

aval bancario que es

Encontrar una casa de alquiler es una situación muy estresante. Tienes un plazo limitado, un presupuesto disponible y ganas de mudarte, pero es difícil hacerse con la vivienda que quieres. Infinitas horas buscando en portales inmobiliarios, decenas de visitas, sorpresas para bien y para mal, precios lejanos a tus expectativas… Y cuando llegas a los requisitos te encuentras con el problema que es el aval bancario.

A veces tu contrato de trabajo es demasiado reciente o tus ingresos irregulares. Es normal que el propietario de la vivienda que vas a alquilar quiera una garantía de que vas a pagar. No te preocupes, porque te ayudamos a entender qué es un aval bancario para aliviarte de inquietudes que puedan añadir estrés a una situación tensa de por sí.

Un aval funciona como un seguro. Esto es, responde por la persona avalada y, en caso de que esta no pague, el avalista deberá hacerse cargo de las obligaciones financieras. Por eso es cada vez más habitual que aparezca en los contratos de arrendamiento.

Cuando se trata de un aval bancario, el banco se compromete a cumplir por el cliente ante un tercero, el beneficiario, en caso de que el avalado no lo haga. Lo más habitual es que el banco te cobre por darte el aval.

“Cuando se trata de un aval bancario, el banco se compromete a cumplir por el cliente ante un tercero, el beneficiario, en caso de que el avalado no lo haga.”

Cuando se trata de un aval bancario, el banco se compromete a cumplir por el cliente ante un tercero, el beneficiario, en caso de que el avalado no lo haga. Lo más habitual es que el banco te cobre por darte el aval.

¿Cuánto cuesta un aval bancario?

Es normal que te preguntes cuánto cuesta un aval bancario. Lo cierto es que las comisiones y las cuotas dependen de cada banco, de la cantidad a avalar y del riesgo que asuma la entidad. Los gastos más habituales son: la comisión de gestión, la formalización del aval y el porcentaje sobre el importe del aval o riesgo trimestral, que pagas cada 3 meses.

Cada uno de estos gastos suele ser un porcentaje entre el 0,5% y el 2% sobre el importe máximo avalado, que suele ser entre 3 y 6 meses de alquiler, porque por encima de medio año se considera abusivo. Por ejemplo, si pides un aval de 6.000€, pagarías al año entre 180€ y 720€.

“Recuerda cómo funciona un aval bancario, es una operación que cubre un riesgo”

Aval bancario: requisitos

Recuerda cómo funciona un aval bancario, es una operación que cubre un riesgo. Esto significa que el banco estudiará tu capacidad financiera así como tu solvencia para decidir si responde por ti ante un tercero. Es normal que establezca una serie de requisitos y que mire en detalle los movimientos de tu dinero.

Para solicitar el aval bancario debes formalizar ante notario una Póliza de Cobertura de Garantía Bancaria o una Póliza de Cobertura para Límite de Garantías Bancarios si quieres formalizar varios avales. Estos contratos regulan las relaciones que mantendrás con tu banco, así como el pago de las comisiones, los intereses y los gastos relacionados.

El aval bancario debe contener, al menos, 3 informaciones necesarias: el importe total, el plazo de duración y renovación y la condición de que pueda cobrarse en el primer requerimiento por parte del arrendador cuando demuestre el  impago.

Esperamos que te haya quedado claro qué es un aval bancario y por qué te lo piden cuando vas a alquilar una casa. Si esta entrada del blog te ha ayudado, puedes compartir en redes sociales para que sea de utilidad a otros.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más