¿Qué son los bonos verdes?

25 agosto 2022

5

que-son-los-bonos-verdes

El bono verde no es el nuevo abono de transportes de tu ciudad. Ni tampoco unos tickets de descuento en la factura de la luz por usar energía renovable. Si todo esto te suena a extraterreste no te preocupes, porque en esta entrada compartimos contigo lo que necesitas saber sobre los bonos verdes.

Los bonos verdes son productos financieros para invertir en proyectos públicos o privados con una vocación sostenible que cumplen con los llamados Green Bond Principles (GBP). En términos técnicos son títulos de crédito cuyo objetivo es facilitar la transición de los modelos de negocio tradicionales hacia otros con una mayor sostenibilidad medioambiental.

Los bonos sostenibles aparecieron en julio de 2007, con el lanzamiento de la primera emisión por parte del Banco Europeo de Inversiones (BEI). Al año siguiente se sumó el Banco Mundial con unos títulos para inversores institucionales tradicionales. A partir de entonces, los bancos de desarrollo han lanzado cientos de proyectos.

Los bonos verdes son productos financieros para invertir en proyectos públicos o privados con una vocación sostenible

La emisión de bonos verdes alcanzó el año pasado el billón de dólares, unos 865.000 millones de euros, según publica el diario financiero Cinco Días. Los expertos destacan que el auge de la deuda verde y sostenible se está dando a lo largo y ancho del mercado de capitales, que no es una moda pasajera.

Los criterios para que un título de crédito sea considerado como un bono verde están determinados por los GBP. El folleto de principios se revisa cada año para asegurar un estado del arte y una estandarización para el conjunto de los mercados financieros.

Bonos verdes: características clave

Los bonos sostenibles funcionan como cualquier otro bono. Por si no lo recuerdas, un bono es un instrumento de deuda emitido por una empresa o una administración pública para financiarse. El emisor de un bono se compromete a devolver el dinero prestado al comprador o bonista más unos intereses fijados, conocidos como cupón. En términos técnicos, es un producto de renta fija.

Los criterios para que un título de crédito sea considerado como un bono verde están determinados por los GBP

Suelen tener 4 características clave:

  1. El dinero se destina a proyectos sostenibles como energías renovables, eficiencia energética, prevención y control de la contaminación, la gestión sostenible de recursos naturales o el uso de la tierra.
  2. El emisor del bono aplica un proceso de evaluación y selección de proyectos para informar a los inversores con transparencia de los objetivos ambientales y los criterios de selección de los mismos. Suele completarse con una valoración ajena.
  3. El emisor tiene que gestionar los fondos recaudados de forma adecuada. Y debe informar a los inversores de los tipos previstos del capital que todavía no haya asignado.
  4. El emisor debe mantener la información sobre el uso del dinero actualizada y de fácil acceso, con una renovación anual hasta haber invertido todos los fondos.

Es importante recalcar que existe una validación externa sobre los bonos verdes, que el objetivo de la emisión con los GBP no es un chiringuito ambiental para conseguir un lavado de cara publicitario.

Por ejemplo, las agencias de rating pueden evaluar si la inversión de los fondos es realmente sostenible. Y las calificaciones que emiten se consideran similares a las calificaciones crediticias de una empresa o un banco, con la particularidad de que informan sobre los riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza.

Esperamos que te haya quedado claro qué son los bonos verdes y que la próxima vez que el tema salga en una conversación puedas explicarlos con conocimiento de causa.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más