¿Qué son los depósitos estructurados?

23 febrero 2023

12

Depósito-estructurado

Los depósitos estructurados no tienen nada que ver con el coste de repostar gasolina. Son un producto financiero de inversión. Eso sí, como en toda oportunidad para invertir te conviene conocer las ventajas y las desventajas antes de mover tu dinero. En esta entrada compartimos contigo qué son exactamente para que tengas información con la que tomar tus propias decisiones.

Un depósito es un producto financiero por el que le prestas una cantidad de dinero a tu banco durante un tiempo determinado. Transcurrido el plazo acordado, el banco te devuelve tu dinero más unos intereses concretos. El abono de los intereses, que se expresan en un porcentaje sobre el capital depositado, se suele hacer de forma periódica o cuando vence el contrato.

Los depósitos estructurados son productos vinculados a uno o varios activos subyacentes, lo que suma complejidad a la hora de entenderlos

Un depósito estructurado o referenciado es un tipo de depósito que existe en el mercado como alternativa más compleja que el conocido depósito a plazo fijo y el habitual depósito a la vista o cuenta remunerada. Veamos antes en qué consiste exactamente, porque no es tan sencillo como parece.

¿Qué es un depósito estructurado?

Los depósitos estructurados son productos vinculados a uno o varios activos subyacentes, lo que suma complejidad a la hora de entenderlos. Un activo subyacente es un activo financiero sobre el que recae el contrato: el valor de referencia que se toma para determinar la rentabilidad del depósito. Por ejemplo: el subyacente puede ser una cesta de diferentes acciones que cotizan en la Bolsa o un índice de referencia como el Ibex 35 o el Nasdaq.

El funcionamiento de este tipo de depósitos, al margen de la entidad que los comercialice, suele ser similar. La entidad observa el valor del activo de referencia al inicio del contrato y lo compara con el precio final, cuando vence el plazo del producto. Si el valor del subyacente ha subido o se ha mantenido igual, la rentabilidad del depósito estructurado es mayor. Si el valor ha bajado, el rendimiento es inferior o igual a cero.

Los depósitos referenciados tienen un plazo medio o largo, de más de un año de duración. Y la mayoría no admiten una cancelación anticipada

Ventajas y desventajas de los depósitos estructurados

  1. La rentabilidad máxima: en un depósito referenciado suele haber una rentabilidad máxima, un techo de ganancia, que consigues si los activos referenciados se revalorizan. Puede que estos se revaloricen mucho y que no impacte tanto sobre la rentabilidad del estructurado, porque tiene un tope.
  2. La rentabilidad mínima: si los subyacentes se comportan de forma desfavorable el depósito estructurado puede llegar a una rentabilidad mínima del 0% o incluso ser negativa, si no está garantizada la devolución del 100% del capital a vencimiento. Esto es, te arriesgas a no ganar nada o, incluso, a perder parte de tu inversión.
  3. El plazo: los depósitos referenciados tienen un plazo medio o largo, de más de un año de duración. Y la mayoría no admiten la flexibilidad de una cancelación anticipada o te cobran comisión por ella. Por lo tanto, tienes que planificar con antelación si vas a necesitar o no el dinero antes del vencimiento. Y hacer frente a los imprevistos.
  4. Los intereses: que los recibes al final de la vida del producto de inversión, en el vencimiento; aunque en algunos casos existen pagos anuales. Es un sistema un poco menos flexible que el reparto de intereses mensuales o trimestrales de un depósito a plazo fijo, por ejemplo.
  5. La inversión mínima: los depósitos estructurados suelen contar con un capital mínimo a aportar.

Recuerda, en cualquier caso, que toda inversión tiene un riesgo y que con los depósitos estructurados siempre existe la posibilidad de que no te rente nada o pierdas parte de tu capital si el subyacente pierde valor.

En resumen, esperamos que con esta entrada te haya quedado claro qué son los depósitos estructurados y cuáles son sus principales ventajas y desventajas.

También puede interesarte...

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más