¿Sabes cómo calcular la TAE de una hipoteca?

2 junio 2022

2

como-calcular-la-TAE

Calcular la TAE, ese insondable misterio financiero que debes investigar cuando buscas una hipoteca para comprar tu próximo hogar. La Tasa Anual Equivalente es la magnitud fundamental para entender cuánto dinero te va a costar recibir un préstamo para adquirir un inmueble. Pero no te preocupes, que te explicamos cómo funciona.

A grandes rasgos, la TAE (Tasa Anual Equivalente) es el porcentaje que indica el coste efectivo de tu hipoteca. Su cálculo incluye los intereses del préstamo, las comisiones y cualquier gasto que tenga que asumir al contratar la hipoteca, y se utiliza como referencia para comparar diferentes tipos o condiciones de préstamos y de créditos que tienen distintos plazos, gastos o comisiones.

La TAE (Tasa Anual Equivalente) es el porcentaje que indica el coste efectivo de tu hipoteca

El Banco de España (BdE), en su Circular 5/2012 de 27 de junio, definió la fórmula que se aplica para calcular la TAE, ya sea un banco, un portal de información financiera o un particular. En la circular también figuran los productos cuyo coste deben incluirla y la frecuencia con que te tienen que informar de la misma. Así, el supervisor bancario se asegura de que la TAE es un valor homogéneo y accesible.

La fórmula de la TAE también se utiliza en los productos financieros que generen intereses, como las cuentas remuneradas, los depósitos, los planes de pensiones, etc.

Calcular la TAE es más sencillo de lo que puede parecer gracias a una herramienta del BdE

Y por si no te has dado cuenta, el principal beneficio de la TAE es que permite comparar diferentes productos de inversión y, por tanto, facilita la tarea a la hora de elegir cuál es el mejor para ti.

Calcular la TAE

Calcular la TAE es más sencillo de lo que puede parecer gracias a una herramienta del BdE. El simulador del supervisor bancario está pensado para los usuarios que quieren calcular la tasa de un préstamo personal pero se puede aplicar perfectamente a una hipoteca.

Para aplicar bien la fórmula de la TAE debes tener a mano los siguientes datos:

  • El capital inicial o el dinero que vas a pedir al banco para financiar la compra de tu nueva vivienda.
  • El TIN o Tipo de Interés Nominal del préstamo hipotecario, que es el porcentaje fijo que pagas a cambio de recibir el dinero durante un plazo concreto.
  • Los gastos de constitución de la hipoteca.
  • Los gastos periódicos que pueda tener el préstamo.
  • La periodicidad de la devolución del capital que te ha dado el banco, que para las hipotecas suele ser mensual.
  • Y el plazo de amortización de la hipoteca.

Como verás al calcular la TAE, esta cifra es distinta del Tipo de Interés Nominal. Si no tienes claro por qué, te recomendamos nuestro artículo sobre la diferencia entre TIN y TAE.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más