Si no te conceden la hipoteca, ¿pierdes las arras?

27 febrero 2020

24

si-no-me-dan-la-hipoteca-pierdo-las-arras

Visitas el hogar de tus sueños y te enamoras a primera vista. Está en el barrio que te gusta, tiene la superficie perfecta para tus necesidades y el precio te parece razonable. Está casi hecho. Sin embargo, hay más personas queriendo hacerse con el inmueble. En consecuencia, te interesa pagar un adelanto cuanto antes para garantizar que te quedas con él. Después toca ir al banco a negociar, pero si no te conceden la hipoteca surgen las dudas: ¿pierdes las arras?

A nadie le gusta quedarse sin cumplir su sueño y entendemos que es frustrante. También sabemos el miedo que da perder las arras si no te conceden la hipoteca. Por eso, en esta entrada despejamos todas las dudas posibles. Por cierto, es una situación más habitual de lo que crees y, por tanto, prevista. 

¿Qué son las arras?

Las arras son la señal o cantidad económica que se entrega para garantizar el cumplimiento de un contrato. Aunque no aparecen en el Código Civil, existe jurisprudencia al respecto. La sentencia 175/2012 de 21 de marzo de 2012 de la sala primera de lo civil del Tribunal Supremo establece que “las arras son una garantía del cumplimiento de un contrato; son un medio de protección del cumplimiento de obligaciones derivadas del mismo”.

“Las arras son la señal o cantidad económica que una de las partes de un contrato entrega a la otra para garantizar el cumplimiento del mismo”

Centrando las arras en la concesión de la hipoteca, es habitual que antes de firmar la compraventa de un inmueble ante notario, el vendedor y el comprador firmen un contrato previo con el que se obligan de forma recíproca, fijando y el precio y el resto de condiciones de la venta, y estableciendo una fecha máxima para entregar la escritura notarial. 

Firmar las arras: un contrato previo

La firma de este contrato previo determina el acuerdo entre el comprador y el vendedor y, por lo tanto, el final de las negociaciones. Seguro que has oído la expresión «firmar las arras». Hace referencia este instante concreto. 

Atención. Lee con cuidado antes de firmar, porque la clave para saber si pierdes las arras si no te conceden la hipoteca se decide en este momento. Para que puedas recuperar las arras entregadas tiene que existir una cláusula expresa en el contrato de compraventa.

“Para que puedas recuperar las arras entregadas tiene que existir una cláusula expresa en el contrato de compraventa”

El texto debe reflejar de forma explícita y concreta que, en caso de denegación del préstamo hipotecario por parte de la entidad financiera, el comprador tiene derecho a la devolución de las arras. Ni más ni menos, así que lee la letra pequeña o pregunta tus dudas al notario o a un experto antes de firmar nada. 

Dicho de otra manera, cuando añades esta cláusula al contrato puedes optar por la resolución del mismo con la devolución de todas las cantidades entregadas hasta el momento. En resumen, si no te conceden la hipoteca pierdes las arras a menos que hayas firmado lo contrario.

Esperamos que esta entrada haya resuelto tus dudas y tengas clara la importancia de las arras. Si la información te ha sido de utilidad, ¿por qué no la compartes en las redes sociales?

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más