Cómo hacer la tasación de una vivienda de forma sencilla

8 octubre 2018

54

tasacion de vivienda

Si estás pensando en comprar o vender una vivienda, te habrás preguntado cómo hacer la tasación de forma sencilla. Conocer el valor de una propiedad con la mayor precisión posible es el primer paso de toda operación. Te explicamos cómo trabaja un tasador profesional y cómo lo hacen los portales de internet más avanzados, para que entiendas el proceso.

Hasta hace unos años, la tasación de una vivienda era el coto de caza privado de los tasadores. Un tasador es un profesional del mercado inmobiliario que evalúa una propiedad de forma objetiva. Suele tener en cuenta los siguientes factores para fijar un valor: ubicación, iluminación, superficie, estado de conservación y la distribución de espacios de la casa.

Cuando pides una tasación lo habitual es que la tasadora te envíe un presupuesto. Si estás conforme, el tasador se pone manos a la obra. Cada maestrillo tiene su librillo, pero suelen seguir un proceso más o menos parecido.

“Un apartamento de 60 metros cuadrados justo encima de una zona de bares de copas no tiene el mismo valor que un inmueble de las mismas dimensiones frente a un parque”

El primer paso del tasador es pedir una nota simple al Registro de la Propiedad para comprobar que la información que le has dado coincide con la realidad. Aprovecha para pedir una copia de la escritura del inmueble y contrasta los datos con el catastro y el Ayuntamiento.

Después, visita la vivienda y analiza en detalle el estado del edificio. Por ejemplo, si ha pasado la inspección técnica de edificios (ITE) y cuál es el aspecto exterior. También tiene  en cuenta la ubicación de la vivienda. Un apartamento de 60 metros cuadrados justo encima de una zona de bares de copas no tiene el mismo valor que un inmueble de las mismas dimensiones frente a un parque.

Acto seguido, pone atención a la superficie de la vivienda. No todos los metros cuadrados valen lo mismo: puede haber partes reformadas y otras hechas un desastre. También tiene en cuenta la orientación de la vivienda por la iluminación. Por ejemplo, un piso con mucha luz natural tiene una mejor valoración que un bajo que da a un patio interior. Además, depende de la zona de residencia, si está en el centro de la ciudad o en zonas del extrarradio.

Estudiar la distribución suele ser otro factor importante del trabajo del tasador. El aprovechamiento interior del espacio influye en el precio: las estancias sin luz y los pasillos largos no suelen gustar. Finalmente, el tasador echa un vistazo a las ventanas y su capacidad de aislamiento y a la presencia o no de ascensor.

Como se realiza la tasacion de la vivienda

 

Una vez que ha recopilado toda esta información, llega el momento de hacer la tasación de la vivienda. El tasador estudia el mercado de casas a la venta en la zona donde está el inmueble con un muestreo. Busca otros pisos en venta, hace simulaciones de compra y se sirve de portales inmobiliarios para conocer los precios de alrededor.

Una vez que tiene un valor final, elabora el informe, lo firma y lo envía.

Existe, sin embargo, otra manera de saber el valor de una vivienda de forma cómoda. Internet cuenta con numerosos portales de tasación para el precio de una vivienda. El que más se acerca al valor objetivo es www.precioviviendas.com. Se trata de una herramienta gratuita y con un método de cálculo acreditado por la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid.

“Internet cuenta con numerosos portales de tasación para calcular el precio de una vivienda”

Esta aplicación funciona de forma automática con modelos estadísticos. Para que lo entiendas con facilidad: cuando introduces la dirección de un inmueble, acude de inmediato a los datos catastrales (nunca al valor). Comprueba, entre otras cosas, la localización, la superficie, el uso, las características y la antigüedad. Después, recopila información de los principales portales inmobiliarios sobre precios de venta de viviendas de características similares. En este punto, aplica un proceso matemático masivo y establece un precio de forma objetiva, sin tener en cuenta la opinión de una persona ni hacer una visita. Por si te interesa, aplica un método de valoración que está aprobado por el Banco de España.

Aunque esta alternativa es una forma muy cómoda de conseguir la tasación de una vivienda, ten en cuenta que esta información carece de valor legal, por lo que, aunque es una buena forma de conocer un precio objetivo, al final siempre será necesario un tasador para obtener un valor legal. Es útil si, por ejemplo, estás estudiando varias viviendas para pedir una hipoteca y no quieres gastarte una fortuna en tasaciones.

En Pibank, puedes presentarnos cualquier tasación actualizada hecha por una tasadora homologada por el Banco de España y que cumpla con la Orden ECO/805/2003 de 27 de marzo. Si no la tienes, podemos pedirla en tu nombre.

Pibank con Apple Pay.

Saber más