Ampliación de hipoteca, ¿me conviene o no?

4 julio 2019

92

ampliación de la hipoteca

Quieres instalar aire acondicionado en toda la casa pero no tienes presupuesto. Estás pensando en hacer una piscina en el jardín y no cuentas con ahorros. Planeas adquirir una segunda vivienda, o te has comprado un coche y te cuesta un poco más llegar a fin de mes. Es posible que hayas pensando en una ampliación de hipoteca para afrontar estas situaciones. ¿Quieres saber si te conviene o no?

La hipoteca es una relación a largo plazo con tu banco, y la vida es un cambio continuo, así que es normal que a medio camino te surjan necesidades, preocupaciones o inquietudes distintas. 

Si necesitas un capital extra para hacer frente a un proyecto doméstico o para llegar más tranquilo a fin de mes tienes estas opciones:

  1. Ampliación de capital. La opción cuando necesitas más fondos. Ten en cuenta que aumentará el importe de la cuota a pagar cada mes, así que piensa bien hasta dónde puedes llegar sin agobiarte.
  2. Ampliación de plazo. En este caso pides más años para devolver el préstamo y, por tanto, pagar una cuota mensual menor. Buena opción si necesitas un respiro.
  3. Ampliación de capital y plazo. Puedes combinar ambas opciones y, de esta manera, conseguir fondos extra mientras ajustas la  cuota mensual a tu capacidad económica sin asfixiarte.

“Si necesitas un capital extra para hacer frente a un proyecto doméstico o para llegar más tranquilo a fin de mes tienes varias opciones”

¿Cómo ampliar hipoteca?

¿Qué tienes que hacer? Para empezar, negociarlo con tu banco. Pero entremos en detalle.

En cualquiera de estas situaciones tendrás que acudir a tu banco, que te pedirá una serie de documentos para evaluar tu salud financiera y estudiar las posibles opciones de ampliación. En términos legales, la operación se realiza mediante una novación de hipoteca. 

La novación es el nombre de todo cambio que se realice a un préstamo hipotecario después de su contratación y que implique una negociación con tu banco para conseguir las condiciones que buscas. Por cierto, es una nueva operación que implica ciertos costes. 

Gastos de ampliación de hipoteca

En términos generales, una ampliación suele salir más barato que contratar una nueva hipoteca. Es una opción, por ejemplo, si quieres comprar otra vivienda. A pesar de todo, tiene ciertos costes que deberías considerar para estar tranquilo. 

La comisión por novación. Suele ser un porcentaje del capital pendiente.

  1. Los gastos de notaría. Es una partida que suele rondar entre el 0,2% y el 0,5% del capital pendiente. 
  2. El registro, que suele costar cerca de la mitad que los gastos de notaría. 
  3. La gestoría, cuyos honorarios oscilan entre 200€ y 400€. 
  4. La tasación, que varía en función del valor del inmueble y las tarifas de la tasadora. 

Como ves, ampliar tu hipoteca  depende mucho de tu salud financiera, de tu empleo y del estado general de la economía española.

También puede interesarte...

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más