Carencia total de una hipoteca: ¿En qué consiste?

16 septiembre 2021

8

Pibank_Blog_Carencia_total_hipoteca

Es posible que te suene el término carencia pero no tengas claro si existe una clase o varias. O puede que no lo hayas oído jamás y busques una respuesta concreta sobre la carencia total de una hipoteca. Pues bien, no te preocupes porque en esta entrada compartimos contigo en qué consiste y cómo puede beneficiarte. 

En términos concretos, el periodo de carencia de una hipoteca es un plazo de tiempo durante el cual el titular no paga la cuota mensual o abona solo una fracción.

El periodo de carencia de una hipoteca es un plazo de tiempo durante el cual el titular no paga la cuota mensual o abona solo una fracción

Como has intuido, existen dos tipos de carencia:

  1. La carencia parcial, que puede ser de capital o de intereses. Consiste en que, durante un período de tiempo, dejas de pagar la parte de la cuota que corresponde al capital o la que corresponde a los intereses del préstamo hipotecario. Ojo, lo que dejas de pagar en esos meses se repartirá entre las cuotas restantes del préstamo, por lo que aumentarán.
  2. La carencia total de una hipoteca supone una carencia tanto de capital como de intereses, es decir, no abonar las cuotas mensuales del préstamo durante un periodo determinado. Esto no tendrá repercusión en el resto de cuotas que tengas pendientes.

La carencia total de una hipoteca supone una carencia tanto de capital como de intereses, es decir, no abonar las cuotas mensuales del préstamo durante un periodo determinado

Si estás pensando en solicitar una carencia total de tu hipoteca o una parcial, debes tener en cuenta que no es fácil pero sí posible. Existen 2 formas de conseguir que el banco te la aplique:

  1. Contratar una hipoteca que tenga carencia total. Pocos bancos, como Pibank, cuentan con esta opción en la escritura.
  2. Negociar con la entidad financiera. Puedes acudir al banco e intentar negociar una carencia para tu préstamo hipotecario. No suele ser sencillo y el banco analizará tu situación financiera actual y futura. 

Debes saber, además, que la carencia de la hipoteca puede suponer firmar ante notario una novación de la hipoteca, donde se recogerá todo el detalle de la carencia que negocies con tu banco. 

En resumen, con una carencia total de una hipoteca en los primeros meses, consigues un respiro para poder afrontar otro tipo de gastos, como los de mudanza, compra de muebles, reformas, etc. mientras ya disfrutas de tu nueva vivienda.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más