Certificado de habitabilidad, ¿qué es y cómo conseguirlo?

5 mayo 2020

44

cedula-habitabilidad

El certificado de habitabilidad de una vivienda es más importante de lo que puedas pensar. De hecho, es el documento que te permite o no habitar en un inmueble de forma legal. Tal cual. A veces, también se denomina cédula de habitabilidad. En este post, te explicamos en qué consiste exactamente y cómo conseguirla. 

Ten en cuenta que la legislación que define y se aplica al certificado o cédula de habitabilidad varía según la comunidad autónoma y el Plan General de Ordenación Urbana de cada municipio. Esto significa que tanto la documentación como los trámites y los requisitos pueden sufrir pequeñas variaciones. No obstante, existe una serie de requisitos comunes. 

Con el certificado de habitabilidad puedes demostrar que un inmueble cuenta con los requisitos mínimos de salubridad, higiene y solidez como para ser habitado por personas. Por cierto, el documento tiene un periodo de caducidad de 15 años.

“Con el certificado de habitabilidad puedes demostrar que un inmueble cuenta con los requisitos mínimos de salubridad, higiene y solidez como para ser habitado”

En la práctica existen tres tipos de certificados de habitabilidad según la antigüedad del inmueble:

  • Cédula de primera ocupación: para aquellas viviendas de nueva construcción.
  • De segunda ocupación: corresponde a las viviendas que ya existen.
  • De primera ocupación de rehabilitación: viviendas que han sufrido una rehabilitación integral. 

Los requisitos del certificado de habitabilidad

Los requisitos mínimos más habituales para que un inmueble sea considerado como habitable son los siguientes:

  • Tener una superficie útil mínima de 36 metros cuadrados. 
  • Contar con, al menos, una estancia o sala de estar, un espacio para la higiene y otra para la cocina. 
  • Si la sala es un único espacio, debe ser posible la creación de un compartimento de 8 metros cuadrados. 
  • Si existe más de un espacio, la habitación mínima debe contar con 6 metros cuadrados.
  • La altura mínima habitable entre el pavimento y el techo debe ser de 2,5 metros. En cocina, baño y pasillos puede ser de 2,20 metros. 

Los requisitos no son tan exigentes como podrías imaginar, pero ten en cuenta que el desarrollo posterior de las necesidades en cada municipio puede introducir disposiciones extra. Así pues, si estás pensando en comprar un apartamento pequeño o un estudio, vigila que cumple con el certificado de habitabilidad.

“La entidad responsable de otorgar las cédulas de habitabilidad es la comunidad autónoma en la que está el inmueble”

Te recomendamos que, antes de acudir al notario para hacer una compraventa o de firmar un contrato de alquiler, compruebes que la cédula de habitabilidad de la vivienda está al día. De hecho, conforme a la Ley 18/2007, de derecho a la vivienda, este documento se exige al contratar y dar de alta los servicios de luz, agua y gas, además de los trámites para alquilar o vender un inmueble.

Cédula de habitabilidad: cómo conseguirla

La entidad responsable de otorgar las cédulas de habitabilidad es la comunidad autónoma en la que está el inmueble. Por ejemplo, en Madrid, la dirección general de Vivienda y Rehabilitación del Área de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio es el organismo al que debes acudir. 

La Administración es muy estricta sobre la documentación que necesitas para conseguir el certificado de habitabilidad. Prepara bien los siguientes documentos y evitarás el rechazo de tu solicitud:

  1. Impreso de solicitud. 
  2. Justificante de abono de la tasa.
  3. Fotocopia del NIF del propietario o del representante autorizado. 
  4. Copia de la escritura de propiedad o el contrato de arrendamiento. 

Cuando hayas entregado la documentación, que algunas comunidades autónomas te permiten hacer por vía telemática, arrancarán todos los trámites pertinentes. Entre ellos, una inspección de la vivienda por un técnico certificado que comprobará la habitabilidad y si el inmueble cumple con todos los requisitos de la norma. 

La respuesta a la solicitud de la cédula de habitabilidad no suele tardar más de un mes, aunque depende un poco de la autonomía y el volumen de trabajo que tenga el área de vivienda. 

Esperamos que te haya quedado claro qué es el certificado de habitabilidad y cómo conseguirlo. Si este post te ha sido de ayuda, comparte ahora en tus redes sociales para que le sirva a más personas.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más