¿Cómo salir de una hipoteca compartida y no morir en el intento?

26 junio 2019

61

cómo salir de hipoteca compartida

Pasar página en una relación rota no es sencillo. Las emociones pueden estar a flor de piel, el estrés provoca que tomemos una decisión precipitada o, simplemente, quitarnos el sueño con todas las incomodidades que supone. Principalmente si implica una vivienda conjunta, porque uno de los asuntos que te impedirá pegar ojo es cómo salir de una hipoteca compartida.

Si tienes una hipoteca con tu pareja o con una persona con la que convives pero la situación cambia estarás ante una situación complicada en lo emocional y también en lo financiero.

Entendemos el escenario y queremos echarte una mano con la entrada de hoy. Compartimos contigo una serie de ideas que podrán ayudarte a quitarte de una hipoteca compartida.

Salvo que en la escritura de tu hipoteca se diga lo contrario, la responsabilidad de cada deudor hipotecario (cada persona que esté contigo como titular) es universal e ilimitada. Esto quiere decir que cada uno de ellos responderá de toda la deuda con todos sus bienes, presentes y futuros. Por eso, si tu pareja o el cotitular de la hipoteca, deja de pagar su parte de la cuota por cualquier razón, tendrás un problema. Ten claro que el banco acudirá a ti para que abones esa parte con tus bienes presentes y futuros. De hecho, puede exigirte toda la deuda. Otra cosa es que, después, puedas exigirle al otro titular su parte por vía judicial.

Hipoteca compartida cuando uno no paga

Cómo salir de una hipoteca compartida cuando uno de los titulares no paga, es una de las primeras soluciones que buscamos. Solo en el caso (poco habitual) en que  el préstamo esté escriturado en proindiviso, tu parte será intocable. Si el cotitular no paga, pasarás a “convivir” con el banco, que se quedará la parte del inmueble correspondiente al deudor que no ha pagado.

En cualquier caso  tienes 2 opciones: acordar con tu pareja o el otro titular vender la vivienda para cancelar la deuda y buscarte un nuevo hogar; o quedarte con su parte si tienes la capacidad financiera de asumir la carga total del préstamo y tu banco lo autoriza. Ambos escenarios son complejos, así que considera bien tus opciones.

“Puedes vender la vivienda para cancelar la deuda o quedarte con la otra parte”

En cualquier caso  tienes 2 opciones: acordar con tu pareja o el otro titular vender la vivienda para cancelar la deuda y buscarte un nuevo hogar; o quedarte con su parte si tienes la capacidad financiera de asumir la carga total del préstamo y tu banco lo autoriza. Ambos escenarios son complejos, así que considera bien tus opciones.

Hipoteca compartida en caso de fallecimiento

Si uno de tus codeudores fallece, salirse de una hipoteca compartida es una situación algo más complicada. Depende de quién sea el heredero de la persona fallecida, así como el avalista y el albacea encargado de cumplir la última voluntad del difunto. Si ninguna de estas dos figuras tiene interés por la vivienda y quieren deshacerse de ella, tendrás que negociar para encontrar una solución.

Como en la situación anterior, puedes vender la vivienda para cancelar la deuda o quedarte con la otra parte, la del fallecido. Todo depende de tu capacidad financiera, los intereses de la otra parte y el acuerdo que alcances con ellos y con el banco.

Si esta entrada te ha ayudado, siempre puedes compartirla en redes sociales para que la información llegue a más personas.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más