¿Cómo tributan los fondos de inversión?

14 octubre 2021

14

fiscalidad_fondos_inversion

Si estás pensando en obtener una rentabilidad a tu dinero seguro que has explorado la posibilidad de contratar un fondo. Antes de decidirte, conviene que conozcas los detalles fiscales, no sea que te lleves un susto en la declaración de la renta. Por eso, compartimos contigo cómo tributan los fondos de inversión

Como sabes, un fondo es un tipo de inversión colectiva en la que un grupo de inversores ceden la gestión de su capital a un equipo profesional para obtener una rentabilidad a cambio. Es un producto de inversión muy utilizado en España y con una amplia oferta en función de tus objetivos inversores. 

La fiscalidad de los fondos es importante porque, como en toda inversión, los beneficios que obtengas están sujetos a tributación. Sin embargo, la naturaleza de este producto de inversión colectiva tiene alguna ventaja fiscal frente a otras opciones, como te explicamos a continuación.

La fiscalidad de los fondos es importante porque, como en toda inversión, los beneficios que obtengas están sujetos a tributación

Cuando suscribes unas participaciones en un fondo de inversión, pueden generar rendimientos positivos o negativos que, dicho de otro modo, alteran tu patrimonio. Toda rentabilidad positiva obtenida al invertir tiene que pasar por la caja de la Agencia Tributaria, aunque en ocasiones puedes retrasar el pago. 

La clave de cómo tributan los fondos de inversión es que, hasta que no vendas tus participaciones, por mucho que aumenten de valor, no tendrás que pagar impuestos. 

Cómo tributa un fondo de inversión cuando vendes

Ahora que conoces las ventajas de mantener tu cartera, es momento de pensar en cómo tributa el fondo cuando lo vendes. Este momento llegará tarde o temprano, ya sea porque has conseguido la rentabilidad que buscabas o porque quieres recuperar tu liquidez. 

Si cuando vendes tus participaciones del fondo de inversión se genera una plusvalía (un beneficio porque la diferencia entre el precio de compra  del fondo y el de venta es positivo), tendrás que tributar sobre la cantidad que hayas ganado, no sobre el valor total de las participaciones.

Tu plusvalía está sujeta a una retención variable que se deduce en el momento del reembolso del fondo

La fiscalidad de los fondos de inversión es clara: tu plusvalía está sujeta a una retención variable que se deduce en el momento del reembolso del fondo. Recuerda que esta retención es un dinero anticipado a Hacienda a cuenta de lo que pagarás más adelante, cuando presentes el IRPF. 

La plusvalía se considera como una ganancia patrimonial desde un punto de vista fiscal, así que tributa como rentas del ahorro y no en la base imponible general. Los tramos de tributación de los fondos de inversión en España, salvo País Vasco y Navarra que tienen tramos diferentes, son los siguientes: 

  • Hasta 6.000€: Hacienda te aplica un 19% 
  • De 6.000€ hasta 50.000€: tipo de 21%
  • Más de 50.000€: la tributación es del 23%

¿Y qué pasa si quieres cambiar de fondo de inversión? Estás de enhorabuena, porque puedes realizar el traspaso de un fondo a otro sin tener que pagar impuestos por la ganancia que tengas acumulada. 

Por último, otra ventaja que tienes es que, si vendes un fondo de inversión con pérdidas, tienes cuatro años para compensarlas con otras ganancias patrimoniales que tengas y, si esa compensación fuera negativa, podrás compensar con un saldo positivo de rendimientos de capital mobiliario con el límite del 25 por ciento de dicho saldo.   

Esperamos que con esta entrada te haya quedado claro cómo tributa un fondo de inversión y qué ventajas fiscales tiene de cara a maximizar tus ahorros.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más