¿Qué es el decreto de alquiler y cómo funciona?

29 abril 2019

58

Conoce el decreto de alquiler

Seguro que has oído hablar del nuevo decreto de alquiler pero no tienes claro del todo qué significa y cómo funciona. Vivas o no en arrendamiento, no deberías perder de vista la importancia de esta batería de soluciones en materia de vivienda y alquiler. Compartimos contigo una breve explicación sobre esta regulación para que estés al día.

El Real Decreto-ley 7/2019, del 1 de marzo, de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler es el nuevo marco regulatorio para los contratos de arrendamiento que se firmen a partir de marzo de 2019 y, en ningún caso, tendrá carácter retroactivo. Esto es, no tiene efectos sobre los contratos ahora vigentes.

Destacamos 10 nuevas medidas del decreto de alquiler que definirán el mercado a partir de este momento. Por cierto, ha llegado en un instante crítico para el que quiere vivir en arrendamiento. El precio medio del alquiler en Madrid alcanzó los 1.879€ mensuales en febrero de 2019, según los datos de Enalquiler. Barcelona es la segunda ciudad más cara, una media de 1.805€ al mes.

Así pues, ¿cómo será el nuevo mercado?

“Es el nuevo marco regulatorio para los contratos de arrendamiento que se firmen a partir de marzo de 2019”

Decreto del alquiler: las 10 principales medidas 

  • Los contratos mínimos serán de 5 o 7 años. El periodo de prórroga obligatoria se fija en 5 años, o en 7 años si el arrendador es una persona jurídica. La prórroga tácita en fecha de vencimiento del contrato será de 3 años.
  • Límite de las fianzas. Las garantías adicionales a la fianza que pueden exigirse al arrendatario no superarán las dos mensualidades de renta. Pueden ejecutarse a través de depósito o de aval bancario. En total, pueden exigirse 3 meses como máximo.
  • Fiscalidad. El decreto del alquiler modifica el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Elimina la obligación de que los inquilinos de vivienda social tengan que pagarlo. Y permite a los municipios bonificar el tributo en inmuebles de uso residencial de alquiler social hasta el 95%. También aumenta el recargo del IBI en viviendas desocupadas.
  • Vivienda turística. Solo pueden ser comercializadas a través de los canales turísticos y bajo la regulación turística que corresponda.
  • Vivienda social. En España, la vivienda social solo cubre un 2,5% de los hogares, frente al 15% de la media europea. El plan estatal de vivienda apoyará en exclusiva la vivienda en alquiler social y asequible. Y movilizará suelo público con este fin por la vía de la colaboración público-privada.

“Se creará un índice estatal de referencia de precios antes de que acabe 2019”

  • Subrogación en caso de fallecimiento del inquilino. El decreto de alquiler blinda la posibilidad de subrogación o reemplazo de competencias en caso de que el arrendatario fallezca, en favor de perfiles vulnerables como los menores, discapacitados y mayores de 65 años.
  • Comunidades de vecinos. Para aprobar las viviendas de uso turístico en un edificio será necesaria una mayoría de tres quintos en la junta de vecinos. También se incrementa hasta el 10% el fondo de reserva de las comunidades de propietarios, dinero que podría ser destinado a realizar obras obligatorias de accesibilidad.  
  • Tanteo y retracto. El decreto de alquiler establece el derecho de adquisición preferente, o de tanteo y retracto, por administraciones públicas en el supuesto de una venta conjunta de un inmueble con arrendamientos.
  • Limitación de las subidas interanuales al IPC. Los contratos solo podrán subir el precio del alquiler lo que haya variado el IPC de un año al otro, protegiendo al inquilino y evitando subidas arbitrarias dentro del mismo contrato.
  • Índices de precios. Se creará un índice estatal de referencia de precios antes de que acabe 2019. Se alimentará de datos de la Agencia Tributaria, el catastro, el Registro de la Propiedad, el de finanza y otras fuentes similares. El objetivo es ofrecer cada año el valor medio de renta mensual en euros por metro cuadrado de vivienda por barrios, municipios, provincias y comunidades autónomas. Esto no significa que el decreto del alquiler fije un sistema de regulación de los precios.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más