Las deducciones esenciales de una nómina

12 abril 2024

39

1 Las deducciones esenciales de una nómina

Si trabajas para una empresa, te interesa conocer en detalle las deducciones en tu nómina que restan dinero a tu salario bruto y que corresponden con tu contribución a la Tesorería de la Seguridad Social y la Hacienda Pública.

Antes de entrar en detalle, es importante que sepas qué es y cómo es una nómina. Este documento es esencial, ya que constituye un registro obligatorio que toda empresa debe proporcionar a sus empleados por los servicios prestados durante un determinado periodo. Contiene 4 partes fundamentales:

  1. El encabezado con tus datos personales y los de la empresa.
  2. Los devengos salariales, que son las cantidades que la compañía te abona por tu trabajo.
  3. El líquido a percibir, que es la cantidad que recibes en tu cuenta nómina.
  4. Las deducciones de la nómina, que te explicamos más adelante.

¿Qué son las deducciones de una nómina?

Las deducciones de una nómina son la parte que resta a los devengos salariales. Incluye los pagos a la Seguridad Social y el Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) que recibe la Agencia Tributaria por adelantado. Esto es así porque la empresa para la que trabajas ejerce como agente recaudador de estos organismos.

Las deducciones de una nómina son la parte que resta a los devengos salariales, es decir, aquel dinero destinado a cumplir con las obligaciones fiscales.

como interpretar la nómina

¿Qué debes saber para calcular las deducciones de la nómina?

Aunque puedes encontrarlas en el documento que te entrega tu empresa, es importante que sepas calcular estas deducciones y estar familiarizado con estos conceptos:

  • Salario bruto. Es la cantidad total que ganas antes de cualquier deducción. Incluye tu salario base, complementos salariales, pagos en especie, etc.
  • Retenciones por IRPF. Es la parte que tu empresa recauda para la Agencia Tributaria y que después deberás indicar cuando hagas tu declaración de la renta. El porcentaje se aplica sobre tus devengos salariales y variará en función de tus ingresos.
  • Deducciones en la nómina por la Seguridad Social. Se aplican sobre los devengos salariales y corresponden a las aportaciones que se hacen a la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Otras deducciones. Puedes tener otras deducciones en tu nómina por conceptos como pago en especie (por ejemplo, un seguro de vida o un seguro de salud que te pague tu empresa), anticipos de nómina si los has solicitado o, incluso, embargos de la Agencia Tributaria.

Entremos en detalle.

Retenciones en la nómina por el IRPF

Las deducciones de una nómina más importantes corresponden al IRPF, un impuesto personal que grava la renta que has obtenido durante un año. La cantidad varía en función de tu situación personal y profesional. Se aplica sobre tus ingresos y oscila entre el 19% y el 45% de tu salario bruto.

Deducciones en la nómina: pago a la Seguridad Social

El importe de las deducciones en la nómina destinado a la Seguridad Social suele ser entre el 6,35% y el 6,7% de tu salario base. Aunque puede variar ligeramente según el sector en el que trabajes y tu convenio colectivo, los tipos de cotización de Régimen General para el ejercicio 2024 son los siguientes:

  1. Aportación al desempleo: depende del tipo de contrato que tengas. Si es un contrato general, ascenderá a 1,55% de los devengos salariales. Si es un contrato de duración determinada, la cantidad es del 1,60%. Esta aportación es para que puedas cobrar el paro si te quedas sin trabajo.
  2. Contingencias comunes: suponen el 4,7% sin contar las horas extra. Este dinero se destina a las prestaciones sociales para los que las necesiten, excepto el desempleo, los accidentes laborales y las enfermedades profesionales.
  3. Formación profesional: es del 0,1%. Con este importe financias los programas públicos de educación para el trabajo.
  4. Horas extra por fuerza mayor: un 2% de la cantidad que la empresa te haya pagado por ese trabajo realizado fuera de lo común.
  5. Horas extra sin fuerza mayor: la deducción es del 4,7% del importe devengado.

En resumen, las deducciones en la nómina son esos descuentos que hacen que te quedes con menos dinero del esperado. Aunque a veces puede ser frustrante ver cómo se reduce tu sueldo, es importante recordar que estas deducciones son necesarias para financiar programas importantes y para proporcionarte beneficios adicionales. Si tienes alguna pregunta sobre las deducciones de tu nómina, no dudes en hablar con el departamento de recursos humanos de tu empresa.

Incluye los pagos a la Seguridad Social y el Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF) que recibe la Agencia Tributaria

Si te ha gustado nuestro post, compártelo en tus redes sociales.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más