¿Qué es el interés compuesto y cómo puedo beneficiarme de él?

31 marzo 2020

17

interes-compuesto

Si el ahorro y la inversión te atraen es posible que hayas oído hablar de los beneficios del interés compuesto. De hecho, las redes sociales están llenas de definiciones sobre el interés compuesto atribuidas a muchos, desde el físico Albert Einstein hasta el inversor estadounidense Warren Buffett. Para ayudarte a ordenar las ideas y tener claro cómo puedes beneficiarte de la acumulación de intereses hemos elaborado esta entrada.

El interés es un índice que expresa la rentabilidad que genera una inversión o un producto de ahorro. También, mide el coste que tiene para ti un préstamo o una hipoteca. Se expresa con un porcentaje y refleja, en el caso de productos de ahorro o inversión, cuánto dinero produce un capital determinado en un plazo de tiempo. 

Seguro que has oído hablar del tipo de interés de una hipoteca, así como de los tipos fijos y los tipos variables y puede que tengas un poco de confusión con tanta terminología. No te preocupes, porque es más sencillo de lo que parece.

“El interés simple se genera cuando se aplica al capital inicial durante un periodo de tiempo concreto y los intereses generados no se acumulan al capital invertido”

El interés simple se genera cuando se aplica al capital inicial durante un periodo de tiempo concreto y los intereses generados no se acumulan al capital invertido, si no que los recibes de forma periódica. 

¿Qué es el interés compuesto?

El interés compuesto es diferente. el diccionario de la Real Academia lo define como el «interés de un capital al que se van acumulando sus réditos para que produzcan otros». En términos financieros, es cuando los intereses en cada periodo se suman al capital inicial para producir nuevos intereses. 

Esta acumulación provoca un efecto multiplicador. A medida que tu inversión genera intereses se van añadiendo al capital que, a su vez, va creciendo y generando más interés porque se aplica a un capital mayor. Como puede sonar un poco complejo, piensa en una bola de nieve de intereses que comienza, al principio de la ladera, como una pequeña bolita de capital inicial.

“Gracias al interés compuesto se van sumando los beneficios de cada periodo y generando más beneficios de forma sucesiva”

Interés compuesto: fórmula y cálculo

El interés compuesto se calcula con una fórmula que tiene en cuenta el capital inicial (CI) y la tasa de interés (i) durante los (n) períodos de imposición del plazo para obtener el capital final (Cf). Y se escribe de esta manera: 

Cf= Ci (1+i)n

Lo mejor es que veamos los beneficios del interés compuesto con un ejemplo desglosado en una tabla. Piensa en una inversión de 5000€ con un 1% de interés durante 5 años. Esto es lo que ocurre cada ejercicio:

  1. Año 1: La inversión inicial de 5000€ genera 50€ de intereses, así que el capital final de ese año es de 5050€. 
  2. Año 2: El capital inicial es de 5050€ que generan 50,5€ de interés. El capital final es de 5100,5€.
  3. Año 3: El capital inicial es de 5100,5€ y produce un interés de 51,01€. El capital final asciende a 5151,51€. 
  4. Año 4: Con el capital inicial de 5151,51€ consigues 51,52€ de intereses. El capital final es de 5203,52€.
  5. Año 5: Los 5203,52€ del capital inicial producen 52,03€ de interés que te genera un capital final de la inversión de 5255,05€.

¿Percibes ahora el efecto bola de nieve? Gracias al interés compuesto se van sumando los beneficios de cada periodo y generando más beneficios de forma sucesiva. En total obtendrías unos beneficios de 255,05€ en 5 ejercicios.

Si el interés fuera simple, cada año recibirías unos intereses fijos. La rentabilidad del siguiente ejercicio se calcularía, de nuevo, sobre el mismo capital inicial del principio. Por ejemplo, una inversión de 5000€ con un 1% de interés durante 5 años generaría 50€ cada 12 meses. En total, conseguirías 250€. 

La rentabilidad final del interés compuesto de este ejemplo es un 2,02% mayor que el interés simple. ¿No crees que merece la pena aprovecharlo?

Esperamos que con esta entrada te haya quedado claro qué es el interés compuesto y cómo puede beneficiarte cuando busques una forma de maximizar tus ahorros de cara al futuro. Si la información te ha servido, comparte ahora en tus redes sociales para pueda ayudar a tus amigos y conocidos.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más