¿Qué son los jardines verticales?

9 septiembre 2020

2

4-jardín-vertical

Si estás buscando un nuevo hogar y quieres inspirarte con diferentes posibilidades para aprovechar o decorar una terraza o un balcón, crear un jardín vertical es una buena opción. No te inquietes, es más fácil de lo que parece si le dedicas el tiempo necesario y las ganas de disfrutar de un espacio único en casa. 

Puede que no lo sepas, pero los jardines verticales llevan unas décadas en la calle. Es habitual encontrar fachadas vegetales en los edificios más modernos del centro de las ciudades. Piensa, por ejemplo, en el jardín vertical del Musée du Quai Branly de París, a un paso de la Torre Eiffel o en la fachada de las Galerías Lafayette de Berlín. 

“Cómo hacer un jardín vertical en relativamente sencillo si sigues los 4 pasos clave”

Ahora toca transformar esas obras de arte de paisajistas y jardineros en pequeños espacios verdes para revitalizar una terraza, un balcón o el patio de una casa. No te preocupes, no tendrás que convertirte en un especialista o un jardinero cualificado. Con una serie de consejos podrás conseguir un gran resultado. 

Un jardín vertical no es más que un muro vegetal con diferentes especies que se instala en una pared. La estructura de montaje puede ser natural o artificial y adaptarse a la forma y el tamaño que quieras. Es una solución perfecta para viviendas con poco espacio si quieres tener una pequeña zona verde que te conecte con la naturaleza.

“Un jardín vertical no es más que un muro vegetal con diferentes especies que se instala en una pared”

¿Cómo hacer un jardín vertical: paso a paso?

Cómo hacer un jardín vertical es relativamente sencillo si sigues los 4 pasos clave y planificas los trabajos de jardinería con tiempo. No tengas miedo a dedicarle trabajo y cariño.

  1. La localización. Seguro que ya has pensado dónde podría encajarte un jardín vertical. La realidad, sin embargo, es que debes prestar atención a 3 elementos relacionados con la localización de tu futuro edén verde:
    • La luz. Para un jardín vertical exterior es recomendable contar con unas 5 o 6 horas de luz al día para que las plantas crezcan sanas y fuertes. Si la instalación es interior, debe tener acceso a luz natural o tendrás que apostar por especies vegetales que necesiten poca luminosidad.
    • El agua. Tu pequeño ecosistema vertical necesitará un acceso a agua para el riego, ya sea automatizado o manual. 
    • El acceso. Un jardín vertical es un potente elemento decorativo pero también un concentrado espacio de trabajo. Poder mantenerlo con comodidad hará que disfrutes más de la jardinería. 
  2. Las herramientas. Todo jardinero que se precie tiene un pequeño set de herramientas para trabajar, mantener y cuidar de sus plantas. Para un jardín vertical no necesitas una gran cantidad de utensilios. De hecho, con unas pocas herramientas de mango corto como una azadilla de lanza, un cultivador de mano, una palita, un rastrillo y un capazo tienes suficiente. 
  3. La estructura. Existen tantos jardines verticales como puedas imaginar, pero todos tienen en común una estructura sobre la que plantar los vegetales. Desde un palé reciclado que puedes adaptar con plástico semirrígido, rellenar de sustrato y utilizar como base hasta otro palé con unas macetas colgadas en cada tabla. O una ventana vieja a la que quitas los cristales y añades una rejilla. ¿Por qué no una torre de macetas? ¿Y reciclar una cómoda vieja utilizando los cajones como jardineras? La imaginación marcará los límites de tu jardín vertical
  4. Las plantas. Las especies que elijas para el jardín vertical dependen de la ubicación del muro, de la luz que reciba a diario y si está en el interior o exterior. Por ejemplo, para las soluciones de exterior puedes inspirarte en las plantas autóctonas o las que abundan en los parques o jardines de tu zona. Las plantas de interior son un universo completo. Siempre puedes preguntar en tu vivero de confianza. 

Esperamos que con esta entrada te haya quedado claro cómo hacer un jardín vertical para tu casa. Ya sea en la que vives o la que quieres comprar en el futuro. Si la información te ha ayudado, ¿por qué no compartes en tus redes sociales para que le sirva a tus familiares y amigos?

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más