¿Qué es el apalancamiento financiero?

15 noviembre 2018

53

apalancamiento financiero que es

Es posible que alguna vez hayas oído hablar del apalancamiento y nadie te haya explicado qué significa. Puede, incluso, que te suene a chino: es un término financiero especializado, aunque cada vez más corriente. No te preocupes, hoy desgranamos qué es el apalancamiento financiero de forma fácil, para que puedas contárselo incluso a un niño.

El apalancamiento consiste en financiar una operación con deuda. En vez de ejecutar la operación solo con fondos propios se hará también con algún tipo de deuda, como un préstamo. De hecho, se establece una proporción entre el capital propio y el préstamo. Cuando más deuda utilices, más apalancamiento tendrás.

El apalancamiento se mide en unidades fraccionadas. Por ejemplo, una operación de 1:2 significa que por cada euro que inviertes, uno procede de tus fondos y otro de una deuda. En un apalancamiento de 1:3, por cada euro invertido hay otros dos de deuda: el capital propio es solo un 33,3% de la operación.

“El apalancamiento financiero consiste en financiar una operación con deuda”

Ejemplos para entender qué es el apalancamiento financiero

Veamos un ejemplo práctico. En un primer escenario, compras con tus ahorros un piso por 120.000€. Al cabo de un año, su valor de mercado ha ascendido hasta 140.000€ y decides venderlo. Obtienes 20.000€ de beneficio sobre una inversión inicial de 120.000€, que equivale a una generosa rentabilidad del 16,67%.

En un segundo escenario compras el mismo piso de 120.000€. Sin embargo, esta vez lo haces con 60.000€ que tienes ahorrados y 60.000€ que te presta el banco con un interés anual del 10%. Transcurrido un año, vendes el inmueble por 140.000€. Ahora toca devolver el préstamo de 60.000€ más los 600€ de intereses que cobra el banco: quedan 79.400€.

En consecuencia, tus beneficios después de la operación ascienden a 19.400€ sobre un capital inicial de 60.000€. Has conseguido una increíble rentabilidad del 32,3% gracias al apalancamiento financiero. Y gracias a que tenías acceso a un préstamo, sin el cual, no habrías podido ejecutar la inversión.

El lado oscuro del apalancamiento financiero

Financiar una inversión con deuda es muy rentable si la operación sale bien: los beneficios se multiplican. Si, por el contrario, la rentabilidad no es la esperada, las pérdidas también se multiplican. Sigamos con nuestro ejemplo de la vivienda para entender mejor qué es el apalancamiento financiero.

En el primer escenario, compras un piso por 120.000€. Al cabo de un año, cambias de ciudad por motivos laborales y tienes que vender el inmueble porque necesitas el dinero. Sin embargo, el precio ha bajado un poco porque el barrio se ha deteriorado: cierras la venta por 110.000€. Has perdido 10.000€ en la operación: la rentabilidad es de -8,3%.

“El efecto del apalancamiento multiplica los beneficios y las pérdidas”

Ahora estudiemos el segundo escenario. Compras el piso de 120.000€ con tus 60.000€ ahorrados y los 60.000€ que te ha prestado el banco con un 10% de interés anual. Al cabo del año, vendes el inmueble por 110.000€. Ahora toca devolver al banco el préstamo más los intereses y te queda un saldo de 49.400€.

Las pérdidas de tu operación ascienden a 10.600€ sobre un capital inicial de 60.000€. Como consecuencia, la rentabilidad negativa, las pérdidas, son de un escalofriante -17,6%.

Como puedes comprobar, el efecto del apalancamiento multiplica los beneficios y las pérdidas de cualquier operación. Dicho de otro modo, incrementa el riesgo de una inversión que realices con deuda.

Pibank con Apple Pay.

Saber más