Software malicioso: cómo ataca y cómo protegerme

31 octubre 2019

106

software_malicioso1

¿Alguna vez se ha colado un pirata informático en tu ordenador? ¿Te preocupa que eso pueda ocurrir el día menos esperado? ¿Sabes cuál es la forma más común de que esto suceda? En efecto, esto puede sucederte a través del conocido como software malicioso o malware. 

Por si no lo sabías, al menos uno de cada tres españoles fue víctima de un ciberataque durante 2018, según un estudio de la empresa Norton, especialista en seguridad informática. Si estás en una cena entre amigos, alguno ha sido víctima y puede, incluso, que lo ignore. España es el tercer país que sufre más ataques piratas del mundo y supone unas pérdidas de 2.100 millones de euros para los españoles. 

Existen muchos tipos de ciberataques. El software malicioso o malware es de los más comunes y se ha extendido a gran velocidad en los últimos años. Atención, porque no solo se cuela en tu ordenador de sobremesa o portátil, también se instala, sin que te des cuenta, en tu tablet y en tu smartphone.

Entremos en detalles para que entiendas qué es un software malicioso y sepas cómo protegerte de sus ataques inesperados. 

Qué es un software malicioso

El malware o software malicioso es un programa informático que trata de afectar a un ordenador, un smartphone o una tablet. Es dañino porque accede a tu dispositivo sin tu conocimiento. Los profesionales de informática lo etiquetan como hostil e intrusivo. Por cierto, la palabra nació en 1990, cuando Internet todavía estaba en pañales. 

El software malicioso creado para causar daños o pérdida de datos suele relacionarse con delitos informáticos. Por ejemplo, muchos virus son diseñados para destruir archivos en el disco duro o para corromper el sistema escribiendo datos inválidos. Algunos, incluso, tienen el objetivo de vandalizar páginas web, como los conocidos ataques de Anonymous. 

Con el uso extensivo de Internet, el malware está cada vez más enfocado hacia la obtención de beneficios, ya sea de forma legal o ilegal. La mayor parte de los virus son diseñados para tomar el control de dispositivos y explotarlos en el mercado negro. Por ejemplo, para envíos masivos de correo, para alojar datos de forma ilegal, para unirse a ataques coordinados o extorsión, entre otros. 

“El malware o software malicioso es un programa informático que trata de afectar a un ordenador, un smartphone o una tablet. Es dañino porque accede a tu dispositivo sin tu conocimiento”

Tipos de software malicioso

Malware infeccioso

Existen muchos tipos de software malicioso. De hecho, forman un microcosmos de pirateo informático mucho más grande de lo que imaginamos. La clase más conocida de malware es el infeccioso: los virus y los gusanos, que se distinguen por su forma de propagación, más que por la manera de atacar a tu ordenador. 

El virus informático necesita de la intervención del usuario para infectar. Es un programa que, cuando se ejecuta, se propaga e infecta a otro software en el mismo ordenador. A veces, también realizan otras acciones maliciosas, como borrar archivos. 

El gusano es un programa que encuentra la forma de transmitirse por sí mismo, explotando los puntos débiles de una red de dispositivos para infectar a otros equipos. Su objetivo: infectar al máximo número posible de usuarios. Suelen contener instrucciones dañinas como los virus. Infecta de forma automática, sin necesidad del usuario. 

Malware oculto

Entre los tipos de software malicioso más habituales también está el malware oculto. Para que pueda funcionar correctamente debe permanecer en la sombra, sin ser detectado por el usuario. Un ejemplo muy conocido es el troyano, un malware que permite administrar un ordenador de forma remota, oculta y sin el consentimiento del propietario. 

Los troyanos son programas malignos disfrazados de algo atractivo, que invitan a ejecutar un archivo ocultando su malignidad. Puede tener un efecto inmediato y tener consecuencias dramáticas, como el borrado de archivo y la instalación de más programas indeseados. 

Malware para obtener beneficios

Como te contábamos un poco más arriba, el malware para obtener beneficios es el que más se ha desarrollado en la actualidad. El ejemplo más habitual es que explota la publicidad online: el spyware, el adware y el hijacking. Detrás de esta jerga anglosajona se encuentra un mismo principio: obtener rendimientos económicos sin consentimiento del usuario. 

El spyware recopila información sobre tus actividades y las vende a agencias de publicidad. Por ejemplo: qué páginas web visitas, tus direcciones de correo electrónico a las que envía spam, otros datos alojados en cookies… En resumen, te convierten en un producto.

“El malware para obtener beneficios es el que más se ha desarrollado en la actualidad”

El adware muestra publicidad en tu dispositivo de forma intrusiva, generalmente como una molesta ventana emergente. Suele aparecer de forma inesperada y es más que desagradable para el usuario. 

Finalmente, los hijackers son programas que cambian la configuración de tu navegador web. Pueden cambiar tu página de inicio por webs de publicidad o páginas pornográficas, dirigen los resultados de los buscadores hacia anuncios de pago o páginas de phishing bancario… El ingenio de los piratas informáticos es vasto como el universo. 

Cómo quitar un software malicioso

Ahora que entiendes qué es un malware es hora de ponerse manos a la obra y saber cómo quitar un software malicioso. La manera más fácil y directa es instalar un antivirus en el dispositivo, ya sea un ordenador, un smartphone o una tableta. Existen muchos antivirus de calidad que además son gratuitos. 

Asegúrate, eso sí, de que el paquete de protección incluye anti-malware y anti-spyware, y ponlos en marcha en tu dispositivo de manera independiente, uno después de otro. De esta forma, contarás con una protección más segura. 

Esperamos que esta entrada te ayude a entender qué es el software malicioso. Si te ha sido de utilidad, ¿por qué no la compartes en las redes sociales? Así ayudarás a que otras personas puedan protegerse o sepan cómo quitar un malware. 

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más