Tope de gas: ¿en qué afecta en tu factura de luz?

15 diciembre 2022

103

tope-de-gas

El tope de gas no es una franquicia de películas de carreras de coches, aunque podría serlo si quieres huir de la factura de luz. Es un mecanismo temporal creado por el Gobierno para evitar que la subida de los precios del gas impacte de forma masiva en el precio de la electricidad que consumes. En esta entrada te explicamos cómo funciona para que estés enchufado a la actualidad.

¿Y cómo es posible que la subida del precio del gas afecte al precio de la electricidad? Por dos razones que debes tener en cuenta para entender qué es el tope de gas y cómo afecta a tu factura de la luz.

En primer lugar, porque la electricidad que consumes procede de diferentes fuentes de producción, ya sea una central hidroeléctrica, una planta solar, un complejo de aerogeneradores o una central térmica que, como te imaginas, consume gas para producir luz. El sistema eléctrico español se abastece de una u otra fuente en función de la demanda, para asegurar que siempre que pulsas el interruptor se enciende la bombilla.

Cuánto más alto es el precio del gas en el mercado mayorista, más cara es la electricidad que paga el consumidor final

Aunque suene a simplificación, cuanto más alto es el precio del gas en el mercado mayorista, más cara es la electricidad que paga el consumidor final, ya que una parte se genera con las centrales térmicas. Y para evitar la subida de la factura de la luz existe el mecanismo del tope de gas, que veremos más en detalle en un momento.

En segundo lugar, para entender el impacto del gas en la electricidad debes tener en cuenta que el conflicto entre Rusia y Ucrania ha provocado una escasez de gas en el mercado mayorista y, a menor oferta de gas, se produce una subida de los precios de forma inmediata.

Tope de gas: ¿qué es?

En este contexto aparece el tope a gas, que es un mecanismo del Gobierno que fija el precio máximo al gas natural que se utiliza en las centrales eléctricas. Se puso en marcha con el Real Decreto-ley 10/2022, de 13 de mayo, por el que se establece con carácter temporal un mecanismo de ajuste de costes de producción para la reducción del precio de la electricidad en el mercado mayorista. Y estará vigente, en teoría, hasta el 31 de mayo de 2023.

El tope de gas establece que el gas que se utiliza para generar electricidad tiene un precio máximo de 40€ por MWh (megavatio hora), aunque a partir del sexto mes el precio irá subiendo 5€ al mes hasta llegar a un tope de 70€ por MWh. El tope varía con el mercado mayorista, así que cambia cada día. En el caso de que el precio del gas sea inferior al precio topado no se aplica este mecanismo de ajuste.

El tope a gas es un mecanismo del Gobierno que fija el precio máximo al gas natural que se utiliza en las centrales eléctrica

Ojo, porque el tope al precio del gas no es tan sencillo como parece. Las centrales térmicas que generan electricidad con gas importado lo siguen comprando en las subastas internacionales al precio de mercado. El mecanismo del Gobierno remunera a las productoras, las grandes eléctricas, por la diferencia de precios entre lo que pagan en el mercado y el precio topado.

Por ejemplo, si una eléctrica compra un día el gas a 80€ pero el precio topado es de 40€, el tope de gas compensa a la compañía con 40€ por MWh. La compensación, como puedes comprobar, es variable. Eso sí, cuanto más caro sea el gas y más se necesite, mayor será la compensación para las plantas que producen electricidad.

Tope de gas: ¿quién lo paga?

Por mucho que te esfuerces ahorrando en tu factura del gas, el tope al precio del gas lo pagan los consumidores de electricidad. Por eso, el concepto ha comenzado a aparecer en las facturas de la luz.

Según la normativa, la compensación a las eléctricas se deberá repartir entre todos los usuarios del mercado eléctrico excepto aquellos que tienen contratos de precio fijo anteriores al 26 de abril de 2022. Se utiliza esta fecha porque es cuando la UE autorizó la aplicación de la medida en España y Portugal, la llamada excepción ibérica.

En las facturas del mercado regulado el precio final ya incluye el coste del también llamado impuesto del gas desde el 15 de junio, cuando entró en vigor la medida. Como forma parte del concepto «coste de energía», no lo verás en las facturas como tal. Sin embargo, en las facturas del mercado libre aparece con más claridad el concepto «Coste tope del gas RDL 10/2022» en una línea aparte.

En resumen, el tope de gas afecta a todos los clientes del mercado eléctrico que tienen una tarifa regulada o que han renovado el contrato después de su entrada en vigor. Así que esperamos que esta entrada te haya servido para entender cómo te afecta en tu día a día la subida del precio del gas aunque no lo consumas de forma directa.

También puede interesarte...

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más