Pasos para la cancelación registral de una hipoteca

27 enero 2021

11

pasos_cancelacion_registral_hipoteca

Ha llegado ese feliz día en el que pagas la última cuota de la hipoteca. Por fin eres propietario de tu hogar sin la carga financiera mensual que supone devolver el préstamo. Sin embargo, no todo ha terminado porque te puede quedar un último paso: la cancelación registral de la hipoteca

Ten en cuenta que la cancelación registral de una hipoteca no es obligatoria, pero puede resultar de utilidad si más adelante quieres vender el inmueble o si pretendes pedir un nuevo préstamo hipotecario utilizando la casa como garantía. Por eso es recomendable ejecutar este último trámite. 

En España, se documentan más de medio millón de cancelaciones registrales de hipoteca cada año. Por ejemplo, en 2019 se produjeron 509.759 cancelaciones, dos terceras partes sobre viviendas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cancelación de la hipoteca es, ante todo, un trámite registral. De forma resumida, consiste en acreditar ante un notario que has pagado el préstamo en su totalidad para poder poder documentarlo en el Registro de la Propiedad. Dicho de otra forma, es como celebrar el entierro de un préstamo cuya vida ha llegado a su fin. ¿Cómo hacerlo?

Consiste en acreditar ante un notario que has pagado el préstamo en su totalidad para poder poder documentarlo en el Registro de la Propiedad

Cancelación registral de una hipoteca: los 5 pasos clave

  1. Conseguir el certificado de deuda cero en tu banco. Debes pedir a la entidad que acredite que has terminado de pagar la hipoteca. Ojo, porque te debe entregar este documento de forma gratuita para que empieces los trámites de la cancelación registral de la hipoteca
  2. Decidir si haces el trámite completo o delegas en el banco. En el primer escenario te tocará ejecutar los trámites notariales y registrales. En el segundo escenario puedes pedirle a tu entidad que los gestione, pero te podrá cobrar las comisiones y los gastos que correspondan. Por cierto, debe informarte de este gasto con anterioridad a firmar nada. 
  3. Acudir a una notaría. Es el momento de llevar el certificado de deuda cero y entregarlo para solicitar la escritura de cancelación registral de la hipoteca. Para que tenga validez, recuerda que debe firmarla un apoderado del banco y hacerlo de forma gratuita. Elige a tu notario de forma libre. 
  4. Rellenar el modelo 600. Es importante levantar la hipoteca con la Agencia Tributaria y pasar por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. No tienes que pagar, porque el acto de cancelación registral de una hipoteca está sujeto pero exento.
  5. Acudir al Registro de la Propiedad. Finalmente, con la copia del impuesto, el certificado de deuda cero y la escritura en tu poder, es el momento de pasar por el registro para hacer efectiva la cancelación. Recuerda que los aranceles dependen del importe de la hipoteca. 

La cancelación registral de una hipoteca tiene una serie de gastos asociados a la burocracia.

Cancelación registral de la hipoteca: los costes

La cancelación registral de una hipoteca tiene una serie de gastos asociados a la burocracia. El coste será menor, como en cualquier otro trámite, si lo haces por tu cuenta. Por ejemplo, una gestoría incrementará el coste alrededor de 300€ en el escenario más favorable. 

¿Y cuánto cuesta el notario para la cancelación registral del préstamo hipotecario? La ley marca un mínimo de 90€, pero depende del notario. Algunos te cobran 150€ y otros alrededor de 250€. Aunque el acto sea el mismo, ajustan el precio del servicio al valor de la hipoteca

Esperamos que esta entrada te haya servido para aclarar dudas y te deseamos suerte con los trámites para la cancelación registral de tu hipoteca

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más