Depósitos a la vista: características y diferencia con los depósitos a plazo

20 julio 2023

30

03---Foto

Si quieres obtener algo de rentabilidad por tus ahorros es posible que hayas oído hablar de los depósitos bancarios como primer producto para aproximarse a la inversión. En este artículo nos adentramos en el mundo de los depósitos a la vista, sus características y sus diferencias con los depósitos a plazos. Recuerda que, en ningún caso, podemos recomendarte una inversión concreta porque depende de tu formación financiera, tus objetivos y tu situación. Solo te damos información que puede resultarte útil.

Empecemos por lo básico. Un depósito bancario es un producto financiero en el que le prestas una cantidad de dinero a tu banco durante un tiempo bajo unas condiciones de rentabilidad definidas. Existen muchos tipos de depósito en el mercado, pero hoy nos centraremos en el depósito a la vista.

Recuerda, antes de nada, que no existen inversiones sin riesgo, si bien los depósitos de entidades financiera adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos Español, que garantiza hasta 100.000 euros por titular y entidad, tienen un riesgo bajo.

Depósito a la vista: ¿qué es?

Un depósito a la vista es un producto de inversión ofrecido por los bancos. Depositas tu dinero y tienes acceso a él en cualquier momento mientras consigues, o no, una rentabilidad. Estos depósitos no tienen una fecha de vencimiento fija, lo que significa que puedes ingresar y retirar dinero de forma flexible, según tus necesidades. Un ejemplo claro de estos depósitos son las cuentas de ahorro.

Un depósito a la vista es un producto de inversión ofrecido por los bancos. Depositas tu dinero y tienes acceso a él en cualquier momento mientras consigues, o no, una rentabilidad

¿Qué características tiene un depósito a la vista?

Estos depósitos cuentan con características atractivas para los inversores o ahorradores que quieren tener liquidez y disponibilidad inmediata de sus fondos además de una pequeña rentabilidad.

Compartimos contigo algunas de sus características más destacadas:

  • Liquidez: puedes ingresar y retirar dinero en cualquier momento. Esto te brinda la libertad de manejar tu dinero según tus necesidades y objetivos financieros.
  • Sin penalización por retiradas: no suelen aplicarse penalizaciones por retiradas como en otro tipo de productos financieros, aunque debes asegurarte de ello cuando lo contrates.
  • Rentabilidad: aunque los depósitos a la vista generalmente ofrecen un tipo de interés menor en comparación con los depósitos a plazos, aún puedes obtener cierto rendimiento en tus fondos. La rentabilidad puede variar según la entidad bancaria y las condiciones del depósito.

Los depósitos a la vista son una opción que te brinda flexibilidad y liquidez

¿Qué diferencias existen entre un depósito a la vista y un depósito a plazo?

Ahora que ya eres el más listo de la clase y conoces este producto de inversión en detalle es posible que te estés preguntando cuál es la diferencia entre un depósito a la vista y un depósito a plazo. Aquí te lo explicamos:

  • Menor flexibilidad: Los depósitos a plazo tienen una duración establecida previamente. Puede ser de un año, seis meses o incluso un mes. Lo normal es que durante este tiempo no puedes retirar el dinero, aunque es posible que alguna entidad sí lo permita con algún tipo de penalización. Al finalizar el plazo, sí puedes retirar el capital y los intereses generados.
  • Mayor rentabilidad: Los depósitos a plazos suelen ofrecer una mayor tasa de interés en comparación con los depósitos a vista.

En resumen, los depósitos a la vista son una opción que te brinda flexibilidad y liquidez.

Recuerda que, al elegir un depósito, es importante tener en cuenta tus necesidades financieras y objetivos a corto y largo plazo. Evalúa las opciones disponibles en el mercado y compara las tasas de interés y condiciones ofrecidas por diferentes entidades bancarias.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más