¿Cómo leer una factura de gas?

25 enero 2021

5

como_leer_factura_gas

El pago del recibo mensual de la calefacción y la consecuente llegada de la factura del gas suelen provocar un pequeño espasmo. Miras la factura, la factura te devuelve la mirada y quizá no entiendas bien todos los conceptos que refleja. Y llega la eterna pregunta: ¿por qué he pagado tanto por un bien de primera necesidad? 

Entendemos tu preocupación y perplejidad ante la factura de gas. Por eso, en esta entrada compartimos contigo una breve guía para entender los conceptos e informaciones que aparecen en el documento. Para que no tengas dudas y sepas lo que te cobran y porqué te lo cobran

Piensa que el consumo medio de gas natural de las viviendas con calefacción, agua caliente y cocina a gas es de 7.921 kWh anuales. Y que el consumo medio en casas cuyo uso del gas se destina sólo al agua caliente sanitaria y a la cocina es de 2.956 kWh anuales, según un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). ¿El precio medio de la factura de gas en España? 113,07€.

¿Y lo más extraordinario? Que más de una tercera parte de los españoles admite que no entiende la factura de gas, según el Panel de Hogares elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Urge saber cómo leer este documento. 

Más de una tercera parte de los españoles admite que no entiende la factura de gas

Los apartados de la factura de gas

La factura de gas de cada compañía es diferente, pero la mayoría cuenta con 6 conceptos o apartados bien definidos que detallamos a continuación:

  • Los datos del titular, donde aparecen tus datos personales y bancarios. 
  • Resumen de la factura de gas, donde puedes encontrar la fecha, el periodo de facturación, el número del documento, el número del contrato, la fecha de cargo y lo que más te preocupa: el importe total a pagar.
  • Los datos de facturación, que recoge el consumo por kWh (kilovatios/hora) y por euros, así como los descuentos aplicables si los tuvieras. Este apartado de la factura de gas se divide en 2 términos:
    • El fijo del gas: es lo que pagas por tener acceso al suministro. Funciona como la potencia contratada de la factura de la luz. Depende de la tarifa que establezca la distribuidora en función del consumo medio que tuviste el año anterior. El fijo se cobra por día y usuario. Algunas empresas lo expresan en euros por día y otras en euros por mes.

La factura de gas de cada compañía es diferente, pero la mayoría cuenta con 6 conceptos o apartados bien definidos

    • El consumo de gas: es la parte de la factura de gas que corresponde a lo que realmente gastas. Se calcula multiplicando el número de kWh consumidos en el mes por el precio que hayas contratado con tu distribuidora. 
  • Impuesto sobre hidrocarburos que determina el Ministerio de Industria y que recae de forma indirecta sobre el consumo de esta fuente de energía. Sin embargo, realmente pagas por la fabricación e importación del producto. Se aplica sobre los kWh facturados y forma parte de la base imponible del IVA. 
  • Alquiler de equipos o, dicho de otro modo, el pago por alquilar un contador de gas instalado en el punto de suministro. 
  • El inevitable IVA. Una vez que sumas todos los conceptos anteriores de la factura de gas debes calcular y añadir de forma obligatoria el 21% de IVA que establece el Gobierno.

Esperamos que esta entrada haya despejado tus dudas sobre cómo leer una factura de gas y, cada vez que llegues al buzón o a tu bandeja de entrada de correo electrónico, sepas interpretar lo que realmente estás pagando. 

Aquí te dejamos unos consejos sobre cómo ahorrar en tu factura de gas.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más