Rehipotecar mi vivienda, ¿es una buena solución?

17 junio 2019

114

rehipotecar una vivienda

A veces surgen imprevistos en las finanzas familiares como la necesidad de hacer una pequeña reforma en casa. Es posible que no tengas todo el dinero que necesitas para hacer frente a esta inesperada situación, así que es un momento de estrés emocional en el que surgen muchas dudas. Una de las primeras cosas que te preguntarás es si rehipotecar una vivienda es una buena solución.

¿Cuánto me va a costar? ¿Es una buena opción para ampliar y conseguir ese capital extra que necesito? ¿Merece la pena o es mejor pedir un nuevo préstamo? Es normal que las dudas y preocupaciones te quiten el sueño. No te preocupes, te acompañamos y compartimos contigo las respuestas que necesitas.

Rehipotecar una vivienda habitual es una buena solución para conseguir un capital adicional en mejores condiciones que a través de un préstamo personal. Los tipos de interés para este tipo de préstamos suelen ser más altos que los de una hipoteca. Por eso es una opción muy interesante si te has encontrado con un imprevisto financiero.

“Rehipotecar una vivienda habitual es una buena solución para conseguir un capital adicional en mejores condiciones que a través de un préstamo personal”

¿En qué consiste rehipotecar una vivienda?

Rehipotecar un piso o la casa consiste en cancelar la hipoteca que tienes y contratar una completamente nueva. El importe del préstamo será la suma del dinero que te quede por pagar de la hipoteca antigua más la cantidad extra que quieres que el banco te conceda para esa necesidad inesperada.

La forma de conseguirlo es bastante sencilla: que el banco analice tu situación financiera y la capacidad que tienes de responder ante la nueva hipoteca.

Para entender bien qué es rehipotecar una casa debes tener en cuenta que tiene una serie de gastos asociados. La operación cuenta con dos pasos: cancelar tu préstamo antiguo y contratar uno nuevo. Tendrás que abonar el coste de ambas acciones.

En primer lugar, si tu hipoteca tiene comisión de cancelación, tendrás que pagarla aunque después vayas a contratar una adicional. Recuerda que suele ser un porcentaje sobre la cantidad de dinero que te queda por pagar. Además, tienes que firmar la escritura pública de cancelación, que implica gastos de notaría, gestión y registro.

“Rehipotecar consiste en cancelar la hipoteca que tienes y contratar una completamente nueva”

En segundo lugar, harás frente a los gastos por constituir un nuevo préstamo. Aunque depende de la entidad, los más habituales son una nueva tasación del inmueble, los gastos de gestoría, notaría y registro,  además de comisiones de apertura y/o estudio.

Es mejor que lo veamos con un ejemplo. Supongamos que hace años firmaste una hipoteca por 150.000€ y que te quedan por pagar 100.000€ y necesitas 20.000€ para reformar tucasa. Quieres un nuevo préstamo de 120.000€.

Si tu hipoteca tiene una comisión de cancelación del 0,25%%, te costará 250€, a lo que debes sumar: los gastos de notario y registro de la escritura de cancelación, que puede rondar los 550€; y la anulación de la carga en el registro y la comisión de la gestoría, que ascienden a unos 800€. En total, por cancelar el préstamo, pagarás unos 1.600€.

Para constituir la nueva hipoteca, según el banco en el que la solicites, deberás hacer frente a los gastos de tasación (unos 300€), los gastos de notaría (unos 900€), los costes del registro (210-300€) y los gastos de gestoría (300-400€)). En total, unos costes asociados de entre 1710€ y 1900€ .

En conjunto, rehipotecar tu vivienda de 100.000€ a 120.000€ te costará entre 3.310€ y 3.500€€.

Por cierto, deberías echar un vistazo a nuestra Hipoteca Pibank.una hipoteca a tipo variable que puedes solicitar online.

Una forma más fácil y rápida de pagar.
Google Pay

Saber más