¿Se puede escriturar sin cédula de habitabilidad?

2 febrero 2023

27

cedula_habitabilidad

¿Quieres comprar una nueva vivienda y no tienes claro si necesitas una cédula de habitabilidad? ¿Sabes, al menos, qué es ese documento? Pues no te preocupes, porque en esta entrada te explicaremos todo lo que necesitas saber y cómo afecta a la compraventa de propiedades. Por qué es importante, en qué regiones de España es necesaria y cómo obtenerla.

Para saber si se puede escriturar sin cédula de habitabilidad antes tienes que conocer a fondo este documento legal. Es muy importante, porque lo necesitas para poder tener agua o luz, así como para poder comprar o vender el inmueble. Sin embargo, no en todas las zonas de España es obligatorio tenerlo para escriturar una propiedad.

¿Qué es la cédula de habitabilidad?

Entremos en detalles. La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda cumple con las condiciones básicas mínimas para vivir en ella en términos de salubridad, higiene y seguridad de la edificación. Es algo así como una garantía de que la casa no se vendrá abajo, que los sistemas sanitarios funcionan y que cumple una serie de criterios mínimos en términos de superficie de la casa o altura.

La cédula de habitabilidad es un documento legal necesario para verificar que una propiedad cumple con los requerimientos necesarios para ser habitada

¿Por qué es importante tener una cédula de habitabilidad?

Si te preguntas si se puede escriturar sin cédula de habitabilidad, ten en cuenta que es necesaria para dar de alta los suministros y para realizar la compraventa de cualquier inmueble. Pero, sobre todo, es importante para garantizar la seguridad y calidad de vida de las personas que viven en la propiedad. Sin ella, es posible que una vivienda no cumpla con los estándares mínimos requeridos para ser habitada, lo que podría poner en riesgo la salud de las personas que viven en ella.

¿Entonces, la cédula es obligatoria o no?

¿En qué comunidades es obligatorio tener una cédula de habitabilidad?

En Cataluña, Murcia, Navarra, Cantabria, Asturias, Canarias y La Rioja es necesario tener y renovar la mencionada cédula de habitabilidad para poder escriturar una propiedad, es el paso previo. En Baleares y Comunidad Valenciana, debes solicitar la licencia de segunda ocupación, que funciona como la renovación del documento de primera ocupación.

En otras comunidades es el far west. Madrid, Andalucía y Aragón han suprimido la cédula de habitabilidad y solo es necesario obtener la licencia de primera ocupación en el ayuntamiento para poder escriturar.

¿Cómo se consigue la cédula de habitabilidad?

Lo primero es obtener el certificado de habitabilidad, para lo que necesitas contratar a un arquitecto o aparejador que haga una inspección de la propiedad y emita este certificado.

Recuerda que los requisitos para obtener la cédula pueden variar dependiendo del ayuntamiento, por lo que es importante que te informes antes de iniciar el proceso. La validez de la cédula es de 15 años, pero en caso de realizar una gran reforma en la propiedad que afecte su estructura, es posible que sea necesario obtener una nueva cédula.

¿Qué pasa si no tienes la cédula de habitabilidad?

En las autonomías donde es obligatorio el documento no puedes escriturar una propiedad sin cédula de habitabilidad. Además, es posible que también te la pidan para dar de alta los suministros en el hogar. Vamos, si quieres tener agua, luz y gas, por muy caras que estén las facturas.

¿Se puede escriturar sin cédula de habitabilidad?

Como has visto, la respuesta dependerá de la comunidad en la que se encuentre la propiedad. En algunas comunidades es obligatorio tener una cédula de habitabilidad para poder escriturar, mientras que en otras no es necesario. Por ejemplo, en regiones como Madrid, Andalucía y Aragón se ha eliminado el requisito de la cédula de habitabilidad para la compraventa, pero es necesaria la licencia de primera ocupación para propiedades de obras nuevas.

Aunque es necesaria en algunas regiones de España, en otras no es considerada imprescindible

Sin embargo, existe una excepción: si la propiedad requiere de una reforma integral. Es decir, que es posible escriturar la propiedad sin la cédula de habitabilidad, pero es obligatorio conseguirla después de realizar las reformas para poder habitar la casa con un mínimo de seguridad y salubridad.

En resumen, la cédula de habitabilidad es un documento legal que garantiza que una propiedad cumple con los requerimientos necesarios para poder ser habitada según la legislación vigente.

Es buena idea que te informes sobre las normas y requisitos de la comunidad autónoma en la que se encuentra el inmueble que quieres comprar, y en caso de que sea necesario obtener la cédula, es importante contar con la ayuda de un arquitecto o arquitecto técnico para asegurar que se cumplen con todos los requisitos necesarios.

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más