¿Cómo cancelar una cuenta bancaria y no morir en el intento?

31 diciembre 2020

12

como cancelar cuenta

No hace mucho tiempo que cancelar una cuenta bancaria era un proceso tan complejo y doloroso como un divorcio. Primero, comunicabas tu intención. Después, llegaban los reproches y las preguntas. Más tarde, las contraofertas, las súplicas y las buenas intenciones. Pero tu decisión estaba tomada y no tenías porqué pasar por todo aquel trámite. ¿Han cambiado las cosas?

Pues parece que la situación ha cambiado. De hecho, en esta entrada compartimos contigo cómo cancelar una cuenta bancaria y no morir en el intento. Para que aquella cuenta de ahorro que abriste para comprar un coche, o para que ese producto que ya no utilizas porque has encontrado otro con mejores condiciones no sean una preocupación en tu conciencia. 

Lo cierto es que cancelar una cuenta bancaria a día de hoy es un trámite rápido y fácil, pero como antaño estabas obligado a pasar por la oficina de tu entidad, y de la misma forma que si querías cambiar de banco, tenías que afrontar aquel calvario en el que intentaban colocarte otros productos, convencerte de que te quedaras o hacerte una contraoferta de alguna clase. 

 

“La clave de los 4 pasos para cancelar una cuenta bancaria pivota en torno a lo que más te importa: tu dinero”

En la actualidad, solo necesitarás una conexión a la red para poder cancelar tu cuenta bancaria por internet, si tu entidad te lo permite, ya que no todas se han digitalizado. En algunos bancos, hasta puedes apañarte con un smartphone con la app de tu entidad instalada y una conexión 4G para poder ejecutar el trámite. ¿Cómo hacerlo?

Cómo cancelar una cuenta bancaria en 4 pasos

La clave de los 4 pasos para cancelar una cuenta bancaria pivota en torno a lo que más te importa: tu dinero. Por eso, es importante evitar cualquier tipo de penalización, comisión o cobro que no esperas. Entremos en detalles:

  • Investiga si tu cuenta tiene un compromiso de permanencia, como lo suelen tener los contratos de teléfono e internet. La mayoría de las cuentas carecen de permanencia porque las entidades basan su negocio en que domicilies la nómina o utilices una tarjeta de crédito, pero presta atención por si las moscas. Echa un vistazo al contrato que firmaste, sobre todo a la letra pequeña. No sea que mueras en el intento de cancelar la cuenta bancaria
  • Revisa que no tengas deudas pendientes. De hecho, el banco te pedirá que liquides todos tus pendientes antes de dejarte cancelar, incluida la tarjeta de crédito. Es recomendable, del mismo modo, que revises las posibles operaciones en curso, transferencias periódicas planificadas o recibos domiciliados. Imagina que al mes siguiente de cancelar la cuenta bancaria llega el recibo del teléfono, es devuelto a la operadora y esta te pone en la lista de morosos y te corta la línea.

“En algunos bancos, hasta puedes apañarte con un smartphone con la app de tu entidad instalada y una conexión 4G”

  • Cancela la cuenta bancaria como tal por el método que te ofrezca tu banco. Entidades como Pibank te permiten hacerlo de forma rápida y sencilla a través de Internet. Otras te obligarán a personarte en la oficina bancaria como antaño. Necesitarás que la cuenta esté a cero, tu identificación a mano y firmar un documento de cancelación.
  • Pide el certificado de cancelación. Este paso es más relevante de lo que imaginas, porque el certificado documenta que la cuenta no existe y que, por tanto, el banco no te puede cobrar comisiones pasada la fecha de cancelación de la cuenta bancaria, entre otras cosas. 

Esperamos que con esta entrada te haya quedado claro cómo cancelar una cuenta bancaria y no mueras en el intento. 

Pagar con tu móvil te conviene.
Google Pay

Saber más